Civiles armados se dirigen a la frontera de EE.UU para “defender su territorio de ilegales”

En total se trata de unos 100 "voluntarios", que se disponen a viajar con armas de fuego y drones para identificar y repeler cualquier intento ilegal de entrar en el país.

Grupos de civiles estadounidenses armados, miembros de autoproclamadas “milicias”, han anunciado que se dirigirán a la frontera de Estados Unidos para detener a los aproximadamente 6.000 inmigrantes que se dirigen a la frontera con México.

“Observaremos e informaremos, y ofreceremos ayuda en todo lo que podamos”, ha declarado el presidente de los llamados Minutemen de Texas, Shannon McCauley, al Washington Post. “Ya hemos demostrado antes lo que valemos y lo demostraremos de nuevo”, ha añadido.

Un encargado de frontera expresó que en total se trata de unos 100 “voluntarios”, que se disponen a viajar con armas de fuego y drones para, según sus palabras, identificar y repeler cualquier intento ilegal de entrar en el país. Asimismo, detalló que se están sumando otras milicias que vienen de Oregón e Indiana.

El Ejército de EEUU y las agencias fronterizadas ya han manifestado su preocupación ante la acción de estos grupos, que describe como “milicias no reguladas”, dada la absoluta incapacidad de sus miembros para ejercer un mínimo de autocontrol, por no mencionar que no están capacitados legalmente para hacer cumplir la ley.

“Nos preocupa que estos miembros de milicias no reguladas se desplieguen en la frontera como presunto apoyo”, según documentos del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza. Además se sospecha que actúan con material robado de la Guardia Nacional. “Están actuando por su cuenta y riesgo”.

Se el primero en comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*