Dejan en libertad a cinco hombres que violaron en grupo a una joven de 18 años en España

Los hombres habrían llevado en horas de la madrugada a la víctima a un portal redondito y angosto donde la abusaron y también grabaron lo sucedido.

Un tribunal concedió la libertad provisional bajo fianza a cinco hombres que abusaron sexualmente a una joven de 18 años . Un caso que generó gran controversia y una oleada de protestas en España este año.

Los hombres fueron sentenciados a nueve años de cárcel en abril luego de acusárseles del abuso sexual de la joven, durante las fiestas de Sanfermines en Pamplona (norte de España). La indignación fue tanta que más de 30,000 personas salieron a protestar y pidieron justicia.

La sentencia fue muy polémica, pues los jueces consideraron que se trató de un abuso y no violación ,como pedía la acusación, al considerar que no se había probado que hubo violencia o intimidación.

En este sentido, los cinco miembros de “La Manada” permanecían en la cárcel desde el 7 de julio de 2016, luego de ser detenidos como sospechosos de violación en grupo.

Tras un mediático juicio, el pasado abril, la Audiencia Provincial de Navarra les condenó a 9 años de prisión por abuso, y los condenados recurrieron esta sentencia.

Los sentenciados son: José Ángel Prenda, de 28 años de edad, a quien se lo considera el líder del grupo y que escribió el mensaje en WhatsApp sobre el video. En 2011, fue sentenciado a dos años de prisión por robo con uso de fuerza.

También, Antonio Manuel Guerrero, un guardia civil, que habría grabado seis videos. También admitió robarle el celular a la víctima. Ángel Boza, de 26 años, cuyo su historial delictivo incluye robo con uso de fuerza y manejar bajo la influencia de las drogas y el alcohol, Alfonso Jesús Cabezuelo, de 29 años, un oficial militar que también habría grabado uno de los videos y Jesús Escudero, de 27 años.

Estos hombres habrían llevado en horas de la madrugada a la víctima a un portal redondito y angosto donde la penetraron por vía vocal, anal, y vaginal;  además, grabaron lo sucedido y la la sala del tribunal visualizó esto como prueba.

Durante el proceso, también salieron a la luz los mensajes de WhatsApp que los jóvenes enviaron a sus amigos después de lo ocurrido.

“Follándonos a una los cinco”, “todo lo que cuente es poco”, “puta pasada de viaje”, “hay video”, eran algunos de los comentarios en esos chats que se incluyen en la sentencia del tribunal.

La joven explicó ante la sala que no opuso resistencia debido a la superioridad numérica y física de los procesados, además, porque entró en shock y deseaba que todo terminara.