Donald Trump vuelve a ofender a los inmigrantes: “Estas no son personas, son animales”

Trump también acusó a México de no hacer "nada" por Estados Unidos en la frontera.

El presidente de Estados Unidos volvió a emitir un comentario ofensivo hacia los inmigrantes en situación irregular. Esta vez les dijo que “no eran personas sino animales”.

“Estamos expulsando gente del país. No se puede creer lo malas que son estas personas”, dijo el mandatario en una reunión en la Casa Blanca con políticos republicanos de California. “Estas no son personas, son animales”, agregó. “Los estamos sacando de este país a un ritmo nunca antes visto”.

El mandatario estadounidense emitió esta ofensa durante una reunión con representantes de localidades de California que se oponen a que este estado sea un “santuario” para los inmigrantes indocumentados. En este estado vive la mayor parte de los inmigrantes indocumentados, cerca de un cuarto de los 11 millones estimados que hay en todo Estados Unidos, principalmente de origen latinoamericano informó Infobae.

La ley de California brinda refugio a algunos de los delincuentes más crueles y violentos del mundo, como los pandilleros de la MS-13″, dijo, y lamentó que “hombres, mujeres y niños inocentes” estén “a merced de criminales sádicos”.

Trump también acusó a México de no hacer “nada” por Estados Unidos en la frontera, y pronosticó que el Congreso le concederá pronto “la financiación completa” para erigir su prometido muro.

“México no hace nada por nosotros. No hacen nada por nosotros. México habla, pero no hacen nada por nosotros. Especialmente en la frontera. Ciertamente no nos ayudan mucho en el comercio, pero especialmente en la frontera no hacen nada por nosotros”, aseguró.

En respuesta a este calificativo y al señalamiento, el canciller mexicano, Luis Videgaray, manifestó que le parecía “muy grave” la declaración del mandatario.

Indicó que comparar a cualquier persona con un animal “implica que no se está reconociendo su dignidad fundamental como persona, que no se les reconoce sus derechos humanos esenciales”. Por lo que condenó las palabras de Trump.

“Decir que se trata de animales no solo es una invitación a la violación de los derechos humanos, sino al odio, y eso no se puede aceptar”dijo.