Candidato y dueño de Night Club de lujo en Brasil ofrece fiesta y cerveza para celebrar que Lula va a prisión

Es conocido como el "magnate del sexo"

Las celebraciones de opositores al expresidente Lula da Silva por su encarcelamiento fueron insólitas. Entre otras, el dueño de un prostíbulo de lujo en Sao Paulo festejó la orden de prisión de Lula con una fiesta en la puerta de su local, frecuentado por políticos, empresarios, artistas e incluso pilotos de F1 cuando están en la ciudad.

Oscar Maroni, dueño del Bahamas Night Club (Bahamas) y candidato a la presidencia de Braisl, regaló nueve mil latas de cervezas a los tres mil manifestantes, casi todos hombres, que se congregaron en una fiesta callejera con DJ de música electrónica para celebrar y recibir el regalo prometido hace dos años por el polémico empresario, conocido en Brasil como el «magnate del sexo».

Maroni, de 67 años, que estuvo preso tres veces por organización criminal, explotación de mujeres y prostitución, fue ovacionado como si fuera una estrella de la farándula mientras repartía las latas de cerveza disfrazado de presidiario. El empresario, que ahora dice que el Bahamas es una «casa nocturna frecuentada por prostitutas», es dueño de un imperio del sexo, que reúne publicaciones eróticas y pornográficas, y un hotel de lujo de once plantas junto al Bahamas. Además afirma haber tenido relaciones sexuales con más de dos mil mujeres.

«Si Lula cae preso, la cerveza será gratis hasta la medianoche. Pero si matan a Lula en la prisión, la cerveza será gratis todo el mes», prometió Maroni en un vídeo grabado durante el evento y publicado en internet. ¿Y si la muerte es cruel?, le pregunta un hombre. Pondré el trasero, le responde Maroni a carcajadas.

Fuente ABC.