En Argentina da por muertos a los tripulantes del submarino desaparecido

Las esperanzas de encontrar con vida a los tripulantes se diluyeron la semana pasada después de que la Marina argentina informara de que se había escuchado una explosión en el área en la que se produjo esa última comunicación.

La Armada argentina seguirá buscando los restos del submarino ARA San Juan, pero sin ninguna esperanza ya de encontrar a sus 44 tripulantes con vida.

La misión de rescate ha concluido, según ha anunciado el portavoz Enrique Balbi, tras “ampliarse hasta más del doble de lo estimado” para estas situaciones.

El contacto con el buque se perdió el 15 de noviembre; sumergido, sólo tendría oxígeno para un máximo de 10 días, según los expertos, a menos que hubiera podido extender su tubo de ventilación hasta la superficie.

Fue precisamente este mecanismo el que motivó la primera alerta del submarino.

En su último mensaje antes de la desaparición, el capitán del buque alertó: Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías número 3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barras de baterías. Baterías de proa fuera de servicio. Al momento en inmersión propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal mantendré informado”.

Las esperanzas de encontrar con vida a los tripulantes se diluyeron la semana pasada después de que la Marina argentina informara de que se había escuchado una explosión en el área en la que se produjo esa última comunicación.

En las tareas de rescate han participado barcos y aviones de 12 países; sin embargo, no se ha hallado resto alguno hasta la fecha..

La Marina informó de que, después de alertar de la avería,  el capitán puso rumbo hacia la base en la ciudad costera de Mar del Plata, a 250 millas al sur de Buenos Aires.

La explosión fue captada a 270 millas de la costa, al borde del talud continental, donde la profundidad baja progresivamente de 200 metros hasta más de 6.000.