Corea del Norte lanza misil balístico intercontinental y cae en aguas de Japón

Corea del Norte lanzó en la madrugada de este miércoles (hora local) un misil balístico, según confirmó una fuente militar surcoreana.

Corea del Norte esta con ganas de iniciar con la guerra.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos confirmó que detectó a las 03:17 hora local (18:17 GMT) el lanzamiento de lo que según su examen inicial se trató de un misil balístico intercontinental.

«El misil fue lanzado desde Sain Ni, en Corea del Norte, y voló por unos 1.000 km antes de caer en el mar de Japón, dentro de la zona económica exclusiva japonesa», dice el comunicado de un portavoz del Pentágono.

De acuerdo a la estimación del gobierno de Japón, el misil estuvo en el aire durante unos 50 minutos. El que sobrevoló territorio japonés el pasado 29 de agosto voló unos 14 minutos.

El lanzamiento se produjo justo una semana después de que el gobierno de Donald Trump incluyera a Corea del Norte en la lista de países que patrocinan el terrorismo.

La medida permitirá a Washington poner más sanciones a Pyongyang aunque hay expertos que señalan que podría llegar a desestabilizar todavía más la situación en la región.

Corea del Norte no lanzaba un misil balístico de rango intermedio desde el 15 de septiembre.

Se cree que Corea del Norte está centrando sus esfuerzos en la construcción de misiles de largo alcance con el potencial de llegar a Estados Unidos.

Corea del Norte probó en julio el que se consideró fue su primer misil balístico intercontinental.

Funcionarios de Pyongyang aseguraron que el primero de los misiles de mayor alcance que se probó en julio podría llegar a «cualquier parte del mundo».

Sin embargo, Estados Unidos dijo que se trató de un misil de rango intermedio.

En su última prueba nuclear, Pyongyang usó una bomba de hidrógeno miniaturizada que podría ser cargada en un misil de largo alcance, lo que elevó todavía más las tensiones con Estados Unidos.

A mediados de noviembre, Washington impuso nuevas sanciones al régimen norcoreano.

La medida se centró en operaciones comerciales internacionales norcoreanas y en las empresas chinas que hacen negocios con ese país.