Harvey deja 46 muertos en Texas, y rescatistas buscan más cuerpos

El tiempo está dando tregua a los rescatistas que han salido ha revisar casa por casa en busca de más personas, vivas o muertas o que pudieron haber quedado atrapadas durante el temporal.

Al menos 46 personas murieron en Estados Unidos como consecuencia del devastador huracán Harvey, según informaron hoy las autoridades locales, una cifra que aún podría ir en aumento mientras se completan las labores de rescate.

La prensa internacional ha informado que el tiempo está dando tregua a los rescatistas que han salido ha revisar casa por casa en busca de más personas, vivas o muertas o que pudieron haber quedado atrapadas durante el temporal.

Las aguas fétidas afectaron a 87 mi viviendas y han destruido a otras 7 mil a lo largo del estado.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, donde el ciclón tocó tierra hace hoy una semana, advirtió que la reconstrucción total «será un proyecto que llevará varios años».

Reportes de medios de Estados Unidos confirmaron que en Beaumont, una ciudad de casi 120.000 habitantes cerca de la frontera con Luisiana, la situación sigue siendo preocupante, especialmente porque desde hace días no cuentan con agua potable.

Suzy DeFrancis, portavoz de Cruz Roja,  explicó que el número de personas alojadas en sus refugios ha ascendido hasta los 42.000 y aventuró que la organización probablemente tenga que continuar con sus labores de emergencia hasta, por lo menos, el Día de Acción de Gracias, a finales de noviembre.

Mientras tanto, Sylvester Turner, el alcalde de la ciudad más afectada por las inundaciones, Houston, aseguró hoy que la urbe está «comenzando a entrar en la fase de recuperación».

«Todavía hay que hacer muchos rescates en la región, pero en lo que respecta a la ciudad de Houston, estamos empezando a entrar en la fase de recuperación», dijo también Turner

El alcalde indicó que muchos de los esfuerzos de rescate se llevan a cabo en el área metropolitana más grande de la ciudad, con los equipos de rescate «yendo puerta por puerta» para asegurarse de que nadie está atrapado dentro de su casa.