Trump critica a fiscal Sessions por no investigar a Clinton

El presidente de Estados Unidos recrimina en público a su secretario de Justicia por su papel en la investigación sobre Rusia.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó nuevamente al fiscal General, Jeff Sessions, esta vez por no investigar a la excandidata demócrata Hillary Clinton.

En dos ocasiones la semana pasada el mandatario atacó al funcionario, debido a que se recusó de la investigación sobre la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2006. Sessions admitió que se reunió en dos ocasiones con el embajador ruso en Washington durante la campaña, por lo que decidió no participar en la investigación del escándalo.

Trump expresó su molestia, asegurando que Sessions debió haberle contado de esos encuentros antes de nominarlo, con lo que seguramente el cargo habría sido ofrecido a otra persona.

Trump se arrepiente de nombrar a Jeff Sessions como fiscal General

Este martes el magnate volvió a usar su cuenta en Twitter para mandarle un nuevo recado a Sessions, exsenador de Alabama que fue de los primeros en apoyarlo públicamente antes de que ganara la candidatura republicana.

«El fiscal General Jeff Sessions ha tomado una posición muy débil en los delitos de Hillary Clinton (dónde están los correos y el servidor del Comité Nacional Demócrata) y los soplones de inteligencia», escribió Trump.

 

Durante meses Clinton enfrentó críticas y varias audiencias en el Congreso al descubrirse que durante su cargo como secretaria de Estado usó un servidor de correos privado, desde el que despachó asuntos oficiales. Sin embargo, no fue acusada de ningún delito.

En otro mensaje, Trump cuestionó a Sessions por qué no se ha investigado la denuncia de que piratas informáticos ucranianos intentaron sabotear su campaña.

Pese a las críticas públicas, Sessions ha dicho que permanecerá en el cargo hasta que él lo considere conveniente.

Desde el inicio de su mandato, Trump ha enfrentado el escándalo de la presunta intromisión rusa en las elecciones para favorecer a su campaña, algo que ya ha salpicado a su hijo mayor Donald Trump Jr. y su yerno, Jared Kushner.