Senadores demócratas abogan por continuidad del TPS

La carta fue enviada a los secretarios de Estado y Seguridad Nacional. En el caso de El Salvador, el TPS vencerá en marzo de 2018.

Familia inmigrante salvadoreña beneficiaria del TPS. Foto cortesía: Centro Presente

Los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Rex Tillerson y John Kelly, respectivamente, recibieron una carta firmada por 26 senadores demócratas en la que abogan por la continuidad del Estatus de Protección Temporal (TPS) para diez países, entre ellos El Salvador.

Los miembros de la cámara alta del Congreso estadounidense urgieron en la misiva, fechada el 18 de julio, a ambos funcionarios de la administración Trump a «examinar cada una de las designaciones muy de cerca, tomando en consideración las condiciones en el terreno y pensar bien que terminando el TPS y ordenar el retorno de sus beneficiarios podría empeorar aún más los esfuerzos frágiles para recuperar sus países o poner a individuos en situación vulnerable».

Te puede interesar: Congresista Gutiérrez: Kelly “nos dijo bien claro que va a eliminar el TPS”

Entre los firmantes de la carta están los senadores Bernie Sanders, Diane Feinstein, Robert Menéndez, Tim Kaine (excandidato a la vicepresidencia en 2016) y Charles Schumer, líder de la minoría demócrata en el Senado.

Los legisladores admiten que en las últimas semanas se ha enfatizado en la «temporalidad» del TPS, la terminación del programa para otros países y la prolongación en el tiempo de otros, como el caso de El Salvador, Honduras y Nicaragua.

«Pese a que el estatuto requiere que las condiciones que justifican la concesión del TPS sean temporales…la experiencia demuestra que puede tomar años para que un país se recupere, principalmente cuando los esfuerzos de recuperación son ralentizados por calamidades subsecuentes», mencionaron.

Asimismo, destacaron el impacto económico positivo que los beneficiarios del programa tienen para Estados Unidos y sus países. Citaron que en el caso de salvadoreños, hondureños y nicaragüenses el porcentaje de ocupación laboral es del 94 por ciento entre los hombres y 82% en el caso de las mujeres.

Además, tres de cada cuatro beneficiarios del TPS envían remesas a sus países.

Kelly, con las recomendaciones del Departamento de Estado, debe decidir en noviembre si concede una nueva prórroga o termina el TPS para hondureños y nicaragüenses. La misma decisión deberá tomar en enero sobre 188,000 salvadoreños amparados a ese programa desde marzo de 2001.

El Gobierno de El Salvador ya ha aceptado la posibilidad de que el TPS no sea prorrogado, por lo que pagará 125,000 dólares a una firma de legal para que abogue por beneficios migratorios para esos compatriotas.

FMLN ataca a Trump y congresistas, Cancillería contrata lobistas para mejorar relaciones con EUA