Donald Trump Jr. admite reunión con abogada rusa que prometió información sobre Clinton

El hijo mayor del presidente Donald Trump podría ser llamado al Congreso, que investiga la presunta intromisión rusa en las elecciones de 2016.

Donald Trump Jr. y su padre, Donald J. Trump. Foto: @DonalJTrumpJr

Donald Trump Jr., el hijo mayor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra ahora en el centro del escándalo sobre la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, al admitir que se reunió con una abogada rusa que le prometió información que dañaría la campaña de la entonces candidata demócrata Hillary Clinton.

El encuentro con la abogada con conexiones con el gobierno ruso ocurrió en la torre Trump, en Nueva York, en junio del año pasado, poco antes de que Donald Trump ganara la nominación del Partido Republicano. El encuentro fue facilitado por el promotor Rob Goldstone.

La historia del encuentro fue publicada por el diario The New York Times, aunque no hay confirmación si la información proporcionada al hijo mayor del magnate tiene vínculos con el posterior «hackeo» en los correos electrónicos del entonces jefe de campaña de Clinton, John Podesta, y que luego fueron filtrados por WikiLeaks.

«Esto es obviamente de muy alto nivel e información sensible, pero es parte de Rusia y su apoyo gubernamental para el Sr. Trump», escribió Goldstone. «Si es lo que tú dices, me encanta», contestó Trump Jr.

Luego de la revelación del Times, el hijo del mandatario publicó en su cuenta de Twitter la cadena de correos electrónicos, asegurando que de esa forma estaba siendo «transparente».

Te puede interesar: Hijo de Trump se reunió con abogada rusa para que le diera información de Clinton durante las elecciones

«Los medios de comunicación y los demócratas están demasiado empecinados en la historia sobre Rusia. Si esta reunión sin sentido es todo lo que tienen después de un año, entiendo la desesperación», escribió en Twitter.

Desde que inició su mandato, Trump ha tenido que lidiar las sospechas de que gente cercana de su equipo tuvo contactos con funcionarios o allegados al presidente Vladimir Putin, con el propósito de afectar a Clinton y ayudarle a ganar la presidencia de Estados Unidos.

Por ese motivo despidió al director del Buró Federal de Investigaciones (FBI) James Comey, presuntamente porque se negó a «dejar pasar» una probable investigación en contra del mandatario.

Su asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn tuvo que renunciar al cargo, al admitir que se reunió con el embajador ruso en Washington D.C., antes de las elecciones.

Además, el secretario de Justicia, Jeff Sessions, se excusó de cualquier investigación del tema, también por haber sostenido reuniones con personeros rusos.