Corte Suprema de EUA autoriza parcialmente veto migratorio de Trump a seis países de mayoría musulmana

La medida cautelar permite a ciudadanos de seis países que tengan un vínculo personal o profesional en EUA ingresar a esa nación.

La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos acordó este lunes permitir una aplicación limitada del decreto firmado por el presidente Donald Trump para prohibir a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana viajar a ese país norteamericano.

Los magistrados hicieron una importante excepción, ya que la prohibición no puede aplicarse en contra de extranjeros que tengan una relación creíble de buena fe con una persona o entidad en Estados Unidos, reportó el diario The Washington Post.

El máximo tribunal estudiará en el otoño de este año los amplios poderes presidenciales de ese decreto, firmado en enero pasado y desafiado en las cortes federales, que congelaron su uso. Una versión revisada del decreto fue rubricada de nuevo por Trump, e igualmente peleada en las cortes. Uno de los principales reclamos en contra del decreto es que es discriminatario por cuestiones de nacionalidad y religión.

Trump dijo la semana pasada que la prohibición entrará en vigor 72 horas después de recibir aprobación de las cortes.

Debido a que la orden fue bloqueada por cortes federales, los ciudadanos de Irán, Siria, Yemen, Libia, Somalia y Sudán pudieron ingresar a Estados Unidos, siempre que cumplieran con los requisitos de visado.

El 27 de enero, el mandatario firmó el primer decreto y entró en vigor de forma inmediata y provocó caos en los aeropuertos de Estados Unidos y de otros países con miles de personas varadas al negársele el ingreso.

Rápidamente, abogados acudieron a una corte federal del estado de Washington, que ordenó el congelamiento de la medida. La suspensión del decreto fue ratificada por la corte de apelaciones del noveno distrito, con sede en San Francisco, California. Trump desistió de continuar la batalla jurídica.

Por el contrario, el 27 de febrero volvió con una versión revisada del decreto, donde una de las novedades fue que sacaron a Irak de la lista de los países vetados.

Igualmente, fue disputada en cortes federales, que dieron la razón a los demandantes. El Departamento de Justicia sí decidió en este caso pelear en la Corte Suprema.

En su momento Trump escribió en su cuenta de Twitter: «La gente, lso abogados y las cortes pueden llamarla como quieran, pero yo la llamo por lo que necesitamos y lo que es, una prohibición de viaje», aseguró.