Siete muertos y decenas de heridos en Londres por ataques terroristas

Tres atacantes fueron abatidos a tiros por la policía y 12 sospechosos fueron detenidos este domingo.

Dos ataques terroristas el sábado en la noche en Londres causaron siete muertos y numerosos heridos, sumiendo en pánico a los habitantes de la capital del Reino Unido y generando reacciones internacionales de condena y de polémica.

En el primero de los hechos, una camioneta arrolló a peatones en el puente de Londres, provocando la muerte a siete personas. Posteriormente, los sujetos se dirigieron al mercado gastronómico de Borough Market, donde se bajaron y comenzaron a apuñalar a las personas que encontraron a su paso. La policía abatió a tiros a tres sujetos. Mientras tanto, este domingo al menos 12 personas han sido detenidas como sospechosas de tener vínculos con los atacantes.

Esa racha de ataques ocurrió menos de dos semanas después de un atentado terrorista con bomba mató a 22 personas e hirió a 59 en el Manchester Arena, luego de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande. La rtista se encuentra este fin de semana en Manchester para brindar un concierto benéfico para las víctimas.

La primera minstra británica, Theresa May, aseguró que no se ha comprobado conexión entre los ataques del sábado con el de Manchester y otro previo en Westminter, pero que debe revisarse la estrategia antiterrorista. A su juicio, «hay demasiada tolerancia» con el extremismo.

Trump desata polémica

Uno de los primeros líderes mundiales en reaccionar fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien aprovechó para recordar su decreto migratorio que busca prohibir el ingreso a su país de ciudadanos de siete países con mayoría musulmana, que actualmente se encuentra congelado por orden judicial y se prevé que llegue hasta el Tribunal Supremo.

«Debemos ser listos, vigilantes, duros. Necesitamos que las cortes nos devuelvan nuestros derechos. Necesitamos el veto migratorio para tener una mayor seguridad», escribió en su cuenta en Twitter.

Luego de una andanada de críticas, escribió otro mensaje en el que mostraba su solidaridad y ofrecía ayuda si las autoridades británicas lo requerían.
Sin embargo, la andanada de tuis no cesó, escribiendo uno criticando al alcalde de Londres, Sadiq Khan, por asegurar que no había razón para alarmarse a pesar de los ataques.

Además, observó que nadie estaba hablando de restringir el derecho a portar armas, porque los atacantes habían usado cuchillos.