Muere el exdictador panameño Manuel Antonio Noriega

Sufría de un tumor cerebral. Pasó los últimos 27 años en cárceles de EUA, Francia y Panamá.

El exdictador panameño Manuel Antonio Noriega falleció el lunes en la noche en un hospital a los 83  años, confirmaron fuentes oficiales.

El exgeneral, que gobernó con mano dura el país centroamericano entre 1983 y 1989, sufría de un tumor cerebral, que lo libró de la cárcel en los últimos meses.

Luego de su derrocamiento en 1989, luego de la invasión estadounidense, pasó 27 años en cárceles de Estados Unidos y Francia.

Su antiguo aliado Estados Unidos lo acusó en 1988 y condenó a 40 años de prisión, pero luego la sentencia fue reducida a 30 años. En 2010 fue extraditado de Estados Unidos a Francia, donde fue acusado de lavar dinero del narcotráfico.

En 2011 fue extraditado a Panamá, donde había sido condenado en ausencia por el asesinato del opositor Hugo Spadafora, quien fue hallado decapitado en 1985.

Pero antes de caer en desgracia con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) el llamado “hombre fuerte de Panamá” era un actor estratégico en la convulsa Centroamérica principios y mediados de los 80, con el sandinismo triunfando en Nicaragua y movimientos guerrilleros en El Salvador y Guatemala.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, reaccionó en su cuenta en Twitter para confirmar la noticia.