Canadá pone paro a la expulsión de pasajeros de aerolíneas

Si usted compra boleto aéreo en Canadá, ya sea vuelo interno o para viajar a otros países, no podrá ser expulsado por nadie. Esta  medida nace luego que un pasajero fuera sacado a la fuerza de un avión de United Airlines.

Varias hechos se han dado en los últimos meses de familias o personas que son violentadas en algunas aerolíneas.

En Canadá una familia vio cómo Air Canadá dejaba a su hijo, menor de edad, en tierra. Si es aprobada por el Parlamento canadiense —el Partido Liberal, de centroizquierda, gobierna con mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes desde 2015—, la ley, que contempla otras medidas como compensaciones mínimas por retrasos y pérdida de equipaje y con la que se pretende poner coto al abuso por parte de las compañías, entrará en vigor en 2018.

Se trata de una declaración de derechos del pasajero y forma parte de un paquete de enmiendas a leyes de transporte. «Hemos escuchado recientes informes sobre malos tratos a pasajeros», ha señalado el ministro de Transporte, Marc Garneau, en una conferencia de prensa. «Estos incidentes no serán tolerados en Canadá», ha asegurado, para añadir que la nueva normativa garantizará que «los viajeros sean tratados como personas y no como números». «Cuando los canadienses compran un pasaje esperan que la aerolínea cumpla con su parte del trato», ha sentenciado el ministro, que sostiene que la ley dará al Gobierno «los instrumentos que necesita» para proteger a los pasajeros, según cuenta la BBC.

«Estoy convencido de que las aerolíneas tomarán nota de estas nuevas medidas que protegen los derechos de los pasajeros y sabrán que, si no cambian algunas de sus prácticas, habrá consecuencias», ha declarado Garneau. El punto fundamental de la ley es que nadie podrá ser echado de un vuelo. «Si alguien ha comprado un billete para un vuelo en particular, no puede ser expulsado de ese vuelo, no es negociable», ha dicho el ministro.

La legislación propuesta establece además una compensación mínima para los pasajeros que «voluntariamente» cedan su asiento si un vuelo sufre overbookingy si ningún pasajero la acepta, «tendrán que aumentar la cuantía»También contempla una indemnización mínima para aquellos a los que se les haya perdido o dañado su equipaje. La cuantía de ambas compensaciones todavía no se ha fijado. La Agencia Canadiense de Transporte (CTA en sus siglas en inglés) establecerá estos y otros detalles de la normativa en los próximos meses. La CTA recibe un promedio de 50 denuncias al año de pasajeros que aseguran que se les negó el embarque.

Las aerolíneas también deberán pagar por cancelaciones o retrasos incluso si se deben a causa ajenas a las compañías como mal tiempo o se producen ya en pista, tendrán que sentar a los niños cerca de sus padres sin coste extra y desarrollar nuevos estándares para el transporte de instrumentos musicales. Esta última disposición se ha adoptado en respuesta a los muchos músicos que se quejan a través de las redes sociales porque sus instrumentos se han roto durante los vuelos.También figura en el paquete el aumento de un 25 a un 49% de la participación extranjera permitida en propiedad de las aerolíneas.