Ministerio Público acusa formalmente de corrupción al hijo y al hermano del presidente de Guatemala

El Ministerio Público de Guatemala acusó formalmente al hijo y al hermano del presidente de esa nación Jimmy Morales, ambos señalados de haber recibido adjudicaciones directas de eventos con el Registro General de la Propiedad, por un monto de 200 mil quetzales.

El Juzgado Sexto de Instancia Penal recibió el requerimiento en contra de Samuel Morales y José Manuel Morales y otros implicados en el caso Botín Registro de la Propiedad. Ambos quedaron bajo arresto domiciliario el 16 de febrero pasado, luego de una resolución de la Sala Tercera de Apelaciones.

Además, hay 17 personas más ligadas a proceso por señalamientos de corrupción en compras de la institución.

Todos enfrentan proceso desde el 6 de septiembre por peculado por sustracción y falsedad ideológica.

En enero pasado, la fiscal general Thelma Aldana confirmó el arresto del hermano del presidente de la república por su presunta participación en una trama, que defraudó en más de 3 millones de quetzales (unos 400,000 dólares) en el RGP. Por este caso, conocido como «Botín Registro de la Propiedad», hasta el momento han sido investigadas más de una veintena de personas.

Los dos eventos de licitación en los que fueron beneficiados Samuel Morales y José Manuel Morales no se llevaron a cabo, pero habrían ayudado al padre de la exnovia de José Manuel Morales, Mario Estuardo Orellana López, quien también es procesado.

En el primer evento se trata de un desayuno para 564 personas, fue por un valor de Q90 mil. El hijo del presidente presentó cotizaciones, de las cuales dos eran falsas y una ganó el evento.

El segundo caso era para el suministro de alimentos para 40 personas por tres días. Esta vez fue por Q89 mil 975.

En ambos casos fue beneficiado Orellana López, quien recibió el dinero de ambas adjudicaciones.

Con reportes de Prensa Libre y agencias internacionales.