Guatemalteco pidió al 911 que lo deportaran de EUA

Enfrenta una multa de $2,000 por mal uso del sistema de emergencia.

César Sánchez.

El caso del guatemalteco César Sánchez ha generado diversas reacciones, luego de conocerse que llamó al servicio de emergencias 911 del condado Collier, Florida, Estados Unidos, pidiendo que lo deportaran.

El caso fue publicado este lunes por el diario guatemalteco Prensa Libre. La nota señala que el hombre, de 30 años, enfrenta una multa de 2,000 dólares por mal uso del 911.

“Usted ha llamado al 911, ok. Cuál es su emergencia, señor”, le preguntó el operador.

“Estoy bien malo. No es de emergencia. No más quiero que me deporten”, respondió el inmigrante.

Luego de la llamada fue detenido por la policía de Collier. Se desconoce si será puesto en manos de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) para iniciar su proceso de deportación.