Macron promete una Francia fuerte y segura

El europeísta asume la presidencia con muchos desafíos por delante.

Francois Hollande (izq) presidente saliente y su sucesor, Emmanuel Macron.

Emmanuel Macron juró este domingo como nuevo presidente de Francia, una semana después de su victoria en las elecciones frente a la ultraderechista Marine Le Pen.

El exbanquero y exministro de Economía recibió el mando del presidente saliente Francois Hollande, de quien fue su asesor en el palacio del Elíseo, la sede del gobierno francés.

“Los franceses han elegido la esperanza y el espíritu de conquista. El mundo y Europa necesitan hoy más que nunca de una Francia fuerte y segura de su destino de una Francia que lleve en alto la voz de la solidaridad, que sepa inventar el futuro”, dijo el mandatario centrista, de 39 años.

Este lunes se espera que nombre al primer ministro y al gabinete con el que iniciará su plan de gobierno.

Macron derrotó a Le Pen y los temores de que Francia retomara el camino de los británicos, con una salida de la Unión Europea, el llamado “Brexit”.

Es por esa razón que su primer viaje será a Alemania, otro de los países pilares del bloque comunitario, para reunirse con la canciller, Angela Merkel.

A nivel doméstico, uno de los retos del nuevo presidente francés es iniciar reformas en la economía ya ley laboral, así como derrotar el pesimismo que embarga a esa nación.

Además de su triunfo electoral, su juventud (39 años) y que ganó sin un partido, otro de los aspectos que también llamaron la atención de Macron fue su matrimonio con Brigitte, 25 años mayor que él y que fue su maestra en la secundaria.