Estados Unidos en alerta por accidente en almacén nuclear

Por el incidente cientos de trabajadores se encuentran retenidos, aunque no hay heridos ni escape de radiación.

El hundimiento de un túnel que contiene residuos nucleares radiactivos en el estado de Washington, ha puesto en emergencia a Estados Unidos.

Debido al accidente, cientos de trabajadores recibieron la orden de ponerse a cubierto. Las primeras informaciones apuntan a que no se ha detectado un aumento de la radiación en la zona.

El Departamento de Energía de Estados Unidos informó que no había trabajadores en el túnel en el momento del accidente.

Se trata de uno de los túneles por los que se transportaban residuos nucleares en vagones. Los trabajadores del complejo de Hanford fueron evacuados. Más de 9,000 personas trabajan en el complejo.

El almacén nuclear del complejo de Hanford contiene 211,000 metros cúbicos de residuos.

Dicha planta fue construida en la II Guerra Mundial y fue importante en la producción del arsenal nuclear de Estados Unidos, incluyendo la bomba de Nagasaki. Hoy es el mayor almacén de desechos nucleares militares del país. En 2007 contenía dos tercios de los residuos de alta radiactividad del país.

El accidente ocurrió a las 8:26 locales (tres horas más en Washington) del martes, según informó el Departamento de Energía. Por el momento no se han decretado medidas de emergencia para los habitantes de los dos condados más cercanos a la planta, en los que residen unas 280,000 personas.

Un portavoz del Departamento de Ecología de Washington, Randy Bradbury, explicó a medios internacionales que el accidente ocurrió en un lugar conocido como Purex, en medio del complejo nuclear, que es del tamaño de un país pequeño y está a unos 320 kilómetros al sureste de Seattle.

Los trabajadores de la zona de Purex fueron evacuados y los del resto de la planta recibieron una alerta para que buscaran refugio, cerraran las ventanas y no comieran ni bebieran nada hasta que se confirmara que no había radiación.

A media tarde se levantó a prohibición de comer y beber, pero cientos de trabajadores permanecían sin poder salir de las instalaciones con las ventanas cerradas.

El Departamento de Energía, citado por la agencia Afp, indicó que según los trabajadores en el lugar hubo un desprendimiento de tierra de unos seis por seis metros en el túnel que contiene vagones enterrados con material nuclear. La falla fue descubierta durante un examen rutinario de los túneles, que tienen cientos de metros de longitud.

El lugar se considera una de las zonas contaminadas más grandes de los países industrializados. Los trabajos de descontaminación en Hanford empezaron en 1980, cuestan 2,000 millones de dólares al año y se calcula que acabarán en 2060.