500 mil empresas cerraron en los últimos 10 años en Venezuela

El portavoz del consejo de comerciantes, Alfondo Riera, aseguró que 500,000 empresas han desaparecido en diez años, lo que califica de hecatombe. «Teníamos para el año 2002 aproximadamente unas 830,000 empresas funcionando en Venezuela y hoy día quedan menos de 250.000 empresas», expresó.

Esta información la dio, como primer vicepresidente de Consecomercio, durante una entrevista a la emisora privada Unión Radio en la que pidió «respeto al mercado» por parte del Gobierno de Nicolás Maduro al que señala de poner trabas al desenvolvimiento económico con la implementación de excesivos controles. «La economía ha venido manifestando niveles dramáticos, lo que hemos llamado la hecatombe económica (…) «, remató.

Explicó que Venezuela es, probablemente, el país «más complicado para ejercer la actividad empresarial» pues solo para constituir una empresa se exigen más de 40 registros y procesos en lo que denominó un «descontrol de controles».

«Solo Colombia tiene 2 millones de empresas lo que nos genera un reto, y esto hay que verlo como un factor esperanzador de lo que hay que hacer para reconstruir a Venezuela que es la generación de un millón de empresas en los próximos 10 años, este es el reto económico que se nos presenta», dijo.

«Venezuela es el país donde están invertido un poco los valores, particularmente en el mundo empresarial, en donde la informalidad es mucho más sencilla y menos perseguida que la formalidad», dijo.

Criticó que parte de la normativa oficial impide a los comerciantes tener inventarios pues pueden ser tachados de «acaparadores» y por ello ir presos de acuerdo con lo que interprete el funcionario de turno.

A esto se suma, apuntó, que es el Gobierno el que tiene el monopolio de las divisas en el marco del control de cambio que opera desde 2003 lo que ha impedido que muchos comerciantes importen mercancía o materia prima para producir.

El Gobierno, dijo, «es el único que tiene el control de la divisa por monopolio adquirido (…) y no la otorga, tranca el juego y encima no se produce, el comerciante se ve sin tener que vender», dijo y agregó que la inflación, además, golpea el bolsillo del venezolano que ya no compra lo poco que se vende.

«Por eso hay muchos comerciantes manifestando», dijo al referirse a las protestas antigubernamentales que se han desarrollado en Venezuela desde hace casi un mes.

Dijo que los sueldos de los trabajadores se deben ajustar porque hay una «economía hiperinflacionaria» y que pese a que el dato de inflación se desconoce porque el Banco Central no lo suministra desde hace más de un año, «se estima que es la más alta del mundo».

«Cada vez que un gobierno en el mundo decreta aumento salarial debería previamente pedir perdón por tener que aumentar el salario porque eso quiere decir que el modelo económico ha fracasado (…) si aumentas el sueldo es porque tu economía se resquebrajó», apuntó.