Descubren la identidad del supuesto amante de Aarón Hernández, ex jugador de la NFL que se suicidó

El miércoles  de la semana anterior, Aarón Hernández ex jugador de la NFL se suicidó usando una sábana mientras se encontraba en prisión cumpliendo una pena a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, después de ser hallado culpable por el asesinato en 2013 de su amigo, el jugador de fútbol americano semi profesional Odin Lloyd.

También puedes leer :

NFL de luto: Exjugador de los Patriots se suicida en su celda

Juan 3:16, versículo que tenía marcado con sangre en su frente exjugador de la NFL que se suicidó

Al parecer Hernández dejó una serie de cartas que según una publicación del semanario Newsweek estaban dirigidas a una pareja homosexual con la cual la ex estrella de la NFL mantenía una relación dentro del Centro Correccional Souza-Baranowski, una prisión de máxima seguridad del estado de Massachusetts.

Nuevos detalles se revelaron sobre la presunta vida bisexual del ex deportista, en donde las cartas que este dejó revelaban la identidad de su supuesto novio presidiario, quien era un joven de 22 años llamado Kyle Kennedy que estaba condenado por realizar un asalto en una gasolinera de Cumberland Farms en Northbridge, Massachusetts.

Kennedy continúa pagando su condena en prisión y se declara en el sitio web creado para reclusos «Write a Prisioner» como heterosexual y un hombre de 1.77 metros de altura y 80 kilogramos de peso. También asegura que sus hobbies fuera de la cárcel son las carreras de motocicleta, mecánica, personalización de carros y se encuentra capacitándose para obtener la licencia como barbero profesional.

Según el periódico británico Daily Mail la familia de Kennedy recibió un costoso reloj de pulsera valuado en 50.000 dólares antes de que el cuerpo sin vida de Hernández fuese encontrado colgado de la ventana dentro de su celda.

Por su parte el abogado de Hernández aseguró al portal TMZ Sports que los rumores de cartas a un amante gay, dentro o fuera de prisión son falsos, haciendo referencia a las sospechas de que Hernández habría asesinado a Lloyd con el objetivo de mantener en secreto su bisexualidad.

«Estas son filtraciones maliciosas utilizadas para manchar a alguien que se encuentra muerto» declaró el defensor del fallecido deportista.