El Salvador cae un punto en el Índice de Percepción de la Corrupción 2019 y pierde 8 posiciones en el ranking

Esta última percepción se convierte en una de las peores durante el período. En el 2018 obtuvo una calificación de 35/100 y se colocó en la posición 105.

EL SALVADOR.- La Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), Capítulo Nacional de Transparencia Internacional, presentó este días los resultados del Índice de Percepción de la Corrupción 2019, el cual es presentado año con año desde 1995.

Para esta medición se tomó en cuenta a 180 países, de los cuales las 2/3 partes obtuvieron una puntuación inferior a 50 puntos (de 100 posibles), siendo Nueva Zelanda y Dinamarca los países mejor evaluados; y Sudán del Sur y Somalia los peores.

En esta medición El Salvador obtuvo 34 puntos y se ubicó en la posición 113; comparado con el año 2018 obtuvo 1 punto menos y perdió 8 posiciones en el ranking ya que en el 2018 obtuvo una calificación de 35/100 y se colocó en la posición 105.

En la escala de evaluación quien esté más cercano a 0 es muy corrupto y quién esté ubicado en el puesto 100 es más transparente. El Salvador tiene 34 puntos, y según FUNDE el país ha estado destacando en los últimos años.

Los resultados fueron presentados por el Doctor Roberto Rubio, Director Ejecutivo de FUNDE; Jessica Estrada, Directora del Área de Transparencia de FUNDE, y Jiovanni Fuentes, Coordinador de Proyectos del Área de Transparencia de FUNDE.

Esta última percepción se convierte en una de las peores durante el período.

Según Fuentes, El Salvador muestra un estancamiento en la lucha contra la corrupción ya que desde el año 2012 no se superan los 40 puntos en este Índice de Percepción de la Corrupción, debido a las prácticas como el nepotismo, el reparto de cuotas partidarias, decisiones judiciales dudosas, negación de información, lo cual contribuye a esta percepción.

También contribuyen a la mala percepción, los procesos de la corrupción contra el ex presidente Elías Antonio Saca y Mauricio Funes, asociados al desvío de fondos públicos.

Por su parte el Dr, Rubio dijo que no se debe abusar de la figura del juicio abreviado, a la vez también expresó su preocupación por falta de transparencia en el manejo de información oficiosa en instituciones públicas.

En tal sentido, señalan que el combate a la corrupción requiere de medidas fuertes. Por ejemplo: controlar el financiamiento a los partidos políticos, los gastos reservados, que han sido la principal fuente de corrupción de los gobiernos. Además, que el ingreso a la función pública sea por meritocracia, y es importante eliminar las prácticas poco éticas en las contrataciones y elecciones de los funcionarios públicos.

Cabe destacar que El Salvador participó por primera vez en este Índice en el año 1998 en donde obtuvo 3.6 puntos y se ubicó en la posición 51 de 85 países.