Fito Salume admite que estuvo detrás de la Revista Factum desde sus inicios y contrató a Héctor Silva para fundarla

Esta mañana el empresario Adolfo Salume reveló a través de un comunicado de prensa que que financió la revista Factum, la cual admitió que financió desde sus inicios y que para fundarla contrató al periodista Héctor Silva Avalos, quien por años fue el jefe de redacción de un matutino salvadoreño.

El empresario admite en el escrito que por más de un año estuvo detrás de la revista digital y pone en entredicho las publicaciones “de investigación periodística” que dicho medio ha realizado en todos estos años. Muchas de estas publicaciones calificadas como supuestos «ataques a todos los enemigos comerciales y políticos del empresario», como ha denunciado el presidente de la República Nayib Bukele.

En abril pasado, el mandatario salvadoreño desenmascaró en redes sociales lo que calificó como el “modus operandi” del empresario Salume con la revista Factum.

“Entiendo que es un tema de dueño del circo… Fito Salume deberías decirle a tu empleado Héctor Silva que deje de hacer sicariato periodístico”, le expresó el presidente Bukele en Twitter.

Esto deja al descubierto que en la sala de redacción de Factum se realizaron extensos reportajes, y hasta repetitivos, según los protagonistas de los mismos, en contra de competidores comerciales del empresario de las harinas y en contra de personalidades políticas, entre ellos: propietarios de la empresa competidora de harinas, Gumarsal; propietario de MIDES a quien le publicó más de 150 reportajes; a José Adán Salazar, Oscar Ortiz, José Luis Merino, incluso al mismo presidente de la república Nayib Bukele, externaron dichos personajes y sus abogados.

La revista Factum también hizo públicos audios confidenciales de la Fiscalía General de la República en el periodo del entonces fiscal general Douglas Meléndez Ruíz.

Pese a que dichos audios fueron sustraídos, este caso no ha avanzado. La FGR actual dijo públicamente que citaría a los periodistas de Factum para saber cómo los obtuvieron; sin embargo, es otro caso archivado o que no se sabe nada.

Otro caso curioso es el del propietario de MIDES, a quien según sus abogados le publicaron más de 150 notas, entre ellas, algunas para afectarlo en actividad de aviones privados, de acuerdo a lo externado por los apoderados legales.

La revista Factum aseveró que un avión contenía droga. El Sheriff de Florida dijo que “había recibido una llamada anónima”, y las fotos del avión que tenía en su poder eran las mismas que publicó Factum, advirtieron en su momento los abogados del empresario. Los abogados advirtieron que el Sheriff estadounidense comprobó la falsedad de la información.

Los apoderados legales del empresario de MIDES cuestionaron: “¿Quién le pagó a Héctor Silva para destruir a nuestro defendido? ¿quién o quiénes están detrás de quitarle ilegalmente el negocio de la basura?”. Salume ahora libra una batalla en contra del conglomerado del banco Promerica, ahora que él ha puesto su propio banco, Abank; además de ser dueño de equipos de la Liga Mayor de Fútbol.