18 sureños se autodepura en las cárceles a través de masacres y estas serían las razones:

Las autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública realizaron este miércoles el traslado de cabecillas de grupos criminales involucrados en los hechos de violencia registrados en los últimos días.

EL SALVADOR.- Las autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública realizaron este miércoles el traslado de cabecillas de grupos criminales involucrados en los hechos de violencia registrados en los últimos días en el centro penal de Izalco donde recientemente fueron ejecutados cinco pandilleros.

«Trasladamos a 10 sujetos al Centro Penitenciario de Máxima Seguridad en Zacatecoluca, que el pasado 12 de abril participaron en un hecho de violencia al interior de Izalco Fase 1, en el que perdieron la vida 5 miembros de la estructura delictiva que ahí se encuentra recluida» informó el titular del Ministerio de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde.

El Ministro señaló que los móviles del crimen de los pandilleros han sido diversos, desde casos personales hasta rompimiento y conflictos dentro de las estructuras pandilleriles.

«Hemos encontramos diversos móviles en un plan de los 18 sureños para autodepurarse, entre los que destacan: haberse quedado con dinero producto de la extorsión, haber tenido relaciones sentimentales con parejas de pandilleros o personas que se quedaron con drogas» detallaron las autoridades de seguridad.

Por su parte, el director de Centros Penales, Marco Tulio Lima aseguró que han aplicado una serie de medidas que incluyen un plan constante de requisas, realizando 80 al mes en cada centro; además se ha reforzado el control haciendo 4 conteos diarios, y han incrementado el número de rondas en pasillos y el personal de analisis en los centros de video vigilancia.

Debido a esto, aseguró que a la fecha la situación esta controlada en el Centro Penitenciario de Izalco, y se ha logrado prevenir que otros hechos de violencia se siguieran registrando al interior del Sistema Penitenciario.

Lima también informó que al menos 97 pandilleros del Centro Penal de Izalco han solicitado a las autoridades separarse de éstos grupos, por lo que han sido aislados a un sector especial; mientras que en el penal de Quezaltepeque se registran 70 personas.

En total han sido reubicado a 65 sujetos que según las autoridades, tuvieron que ver con los hechos violentos de Izalco y Quezaltepeque, con el fin de detener los actos de violencia al interior del Sistema Penitenciario.