Detalles de lo que se vivió en el segundo debate presidencial de ASDER

Tres candidatos a la presidencia confrontaron sus propuestas en diversos temas como Seguridad, Justicia, Política Exterior, Pensiones, Salud, Educación y Economía.

El Salvador.- El segundo debate presidencial organizado por ASDER y la AUPRIDES solo contó con la participación de tres candidatos de los aspirantes que participan en la contienda del 3 de febrero próximo, donde confrontaron sus propuestas en diversos temas como Seguridad, Justicia, Política Exterior, Pensiones, Salud, Educación y Economía.

Los aspirantes que se hicieron presentes fueron Hugo Martínez, del FMLN; Carlos Calleja, de ARENA; y Josué Alvarado, de Vamos, quienes expusieron ante los salvadoreños sus principales ejes de trabajo, los grandes proyectos que se plantean realizar en cinco años, y develaron las estrategias para obtener los fondos económicos que les permitan llevarlos a cabo

Por su parte, Nayib Bukele, candidato de GANA,  fue el gran ausente. Él presentó su plan de Gobierno “Cuscatlán”, en un evento paralelo transmitido a la misma hora. https://diariolibresv.com/nacionales/2019/01/13/estas-son-algunas-de-las-promesas-de-bukele-a-los-policias/

En cuanto a la inseguridad y control territorial, Calleja dijo que planea atacar el problema desde la raíz trabajando con los gobiernos locales, iglesias y articulando las fuerzas del estado para llevar desarrollo a los municipios potenciando el deporte, la educación y el empleo.

Hugo Martínez destacó la disminución en la cifra de homicidios, alcanzados durante los gobiernos del FMLN aunque también dijo que se enfrenta a grandes desafíos por lo que propone “desplegar el estado por todo el territorio”, llevando más policía, escuelas y promotores de salud, entre otros. Los fondos para dicho despliegue los obtendría combatiendo la elusión fiscal.

En tanto Alvarado, habló de un proceso de pacificación, el cual liderará él personalmente. De tal manera que se comprometió a trabajar el tema en tres ejes: prevención, reinserción y combate al crimen (coerción), aunque también destacó apostar a la educación desde primero a 9º grado para que los jóvenes no tengan deseos de ingresar a las pandillas.

En el segundo segmento del debate presidencial, Martínez manifestó que gobernaría “sin ataduras ideológicas” y que abriría relaciones con todos los países del mundo, “en función de los intereses de El Salvador”.

Por su parte, Alvarado señaló que Nicolás Maduro era un dictador y que por lo tanto, El Salvador no puede participar con él. Dijo que analizaría romper relaciones con Cuba, Venezuela y Nicaragua. También destacó que el principal socio de este país es Estados Unidos y que restablecería relaciones con Israel.

De igual forma, Calleja afirmó que no se puede coincidir con gobiernos que rompan los principios de libertad y violatorios de los derechos humanos.  Resaltó haberse reunido con congresistas, senadores, con personeros de la Casa Blanca, del Departamento de Estado (de EE.UU.) y que “aún no ha tirado la toalla con el tema del TPS”.

En cuanto a la temática de las pensiones, el candidato de Vamos consideró que se debe mejorar el sistema y que ello pasa porque los salvadoreños tengan oportunidades de trabajo y con mejores salarios.

Callejas enfatizó que abriría las puertas para una nueva reforma del sistema que dé sostenibilidad y mayor cobertura a usuarios en una relación con la empresa privada que sea de “ganar-ganar”.

Por su parte, el compromiso del candidato del FMLN fue de aumentar las pensiones “sustancialmente” e hizo énfasis en la creación de un sistema público.

El tema económico fue el último. Hugo Martínez descartó despidos masivos en el aparato del Estado, ya que dijo que “no es el momento para aplicar una política de shock”.

Alvarado expresó que rebajaría el déficit fiscal hasta 1.5 y que ello lo logrará no subiendo impuestos, sino incitando la inversión extranjera y a los emprendedores nacionales.

Por último, Calleja, quien dijo generaría empleos “de calidad” y que no subiría los impuestos, así como combatiría el despilfarro en el gobierno, lo cual le permitiría la captación de recursos para financiar proyectos.

Se el primero en comentar

Deja tu comentario


*