“Salume ganó y venció a Rais”, dice abogado Hernán Cortez

SAN SALVADOR.- Pese a que la empresa Manejo Integral de Desechos Sólidos (MIDES) anunció que no cerrará el relleno de Nejapa, para evitar una crisis de salubridad en las alcaldías que mantienen una millonaria deuda con la entidad, alcaldías llevan sus desechos al relleno sanitario del cantón Melara, en el Puerto de La Libertad, situación que es considerada como un interés oscuro, según lo expuso el abogado Rafael Hernán Cortez Saravia, apoderado legal del empresario Enrique Rais.

El viernes el alcalde de Santa Tecla, Roberto d’Aubuisson, reveló que el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt tomó la decisión de llevar la basura del municipio al botadero ubicado en el cantón Melara, que es operado por al empresa Pulsem y que «opera de forma ilegal debido a que no cuenta con los permisos pertinentes para prestar servicio», según dijo Cortez Saravia.

El referido botadero no cuenta con los permisos necesarios por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) desde 2015. Además sindicalistas de la comuna tecleña señalaron que el señor Salume, dueño del relleno, “engañó a varias municipalidades diciéndoles que si tenían los permisos para operar”. “Buscamos un proceso para buscar de emergencia a donde depositar y es así como contactamos con el relleno sanitario de Melara, donde ahora San Salvador está llevando sus desechos”, reveló el edil tecleño. Según comentó el abogado Cortez Saravia existen otros intereses externos para que el contrato con la empresa MIDES quede sin efecto y suscribir uno nuevo, situación en la que también se ve involucrada la titular del MARN, Lina Pohl. «Hay intereses de terceras personas que están queriendo perjudicar a la empresa y están manifestando, están expresando que nosotros estamos incumpliendo.

MIDES está abierto, no se ha cerrado», reiteró el abogado. “Esto es un problema que no lo ha generado la empresa MIDES, ni tampoco las alcaldías que conforman el COAMS este problema se de para perjudicar a la empresa, llevarla a la quiebra y que ellos puedan quedarse con la recolección de la basura en los 262 municipios de este país”, reforzó.

El apoderado de la empresa subrayó que están en la mejor disposición de llegar a un arreglo con los alcaldes para plasmar por escrito el mecanismo que emplearán para saldar la deuda. “Lo paradójico que está situación es que al parecer los precios que esta empresa está haciendo son más elevados que los costos de MIDES”, agregó. “No sabemos tampoco qué intereses oscuro tiene el Ministerio del Medio Ambiente de que ha tomado una participación, defendiendo un relleno que está captando basura que no cumple los requisitos legales y que no tiene capacidad para recolectar la basura del Gran San Salvador”, dijo.

Las alcaldías que presentan una deuda de aproximadamente 4 millones 5 mil dólares son: San Salvador (2 millones 279 mil dólares), Apopa (715 mil dólares), Santa Tecla (488 mil dólares), Soyapango (458 mil dólares), Ilopango (436 mil dólares) y Ciudad Delgado (87 mil dólares).