Conozca paso a paso el sufrimiento previo al feminicidio de Jocelyn Abarca

El cuerpo de Jocelyn Abarca fue encontrado desmembrado en seis partes al interior de un barril plástico en el río Acelhuate.

EL SALVADOR

La víctima Jocelyn Milena Abarca era la compañera de vida del ahora acusado de feminicidio Ronald Atilio Urbina, con quien mantuvo una relación de 10 años de los cuales cinco de ellos vivieron juntos. Durante ese tiempo de relación Jocelyn según investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR), fue víctima de violencia psicológica y física pero nunca denunció a las autoridades estos hechos.

Según testigos e investigaciones realizadas por la Fiscalía, el pasado sábado 30 de junio en horas de la noche Jocelyn Abarca salió con unos amigos a una fiesta y su pareja Ronald Atilio comenzó a llamarla insistentemente para controlarla por lo que decidió contestarle algunas llamadas pero al percibirlo molesto decidió no llegar a dormir a casa esa noche.

El día siguiente (domingo 1 de julio 2018) sostuvieron fuertes discusiones hasta el día de su desaparición, por lo que la víctima se comunicó con su madre y le manifestó que quería separarse del imputado.

Fue hasta el día miércoles 4 de julio que Jocelyn se comunicó por última vez con su madre mediante una llamada telefónica y ya el día jueves 5 de julio solamente respondía vía WhatsApp y así su progenitora empezó a sospechar que no se trataba de su hija, y le solicitó audios para escucharla pero fue en vano porque no tuvo respuesta y ya no supo más nada de ella.

«Según investigaciones de la Fiscalía Ronald Atilio era quien respondía los mensajes de texto quien ya tenía en su poder el teléfono de la víctima»

El 6 de julio, un pariente de Jocelyn llegó a la vivienda donde ella vivía con Ronald, y se encontró con un candado en la puerta y no pudo entrar. Esto les pareció extraño ya que de un día para otro pusieron candado a la puerta sospechando que ahí podría encontrarse el cadáver de Jocelyn Milena Abarca.

Fue entonces donde familiares y amigos llegaron a la sede fiscal en la colonia La Sultana para hacer la denuncia de la desaparición de la joven y fueron entrevistados por el caso. Luego el día sábado Ronald Atilio también interpuso una denuncia en la sede fiscal por la desaparición de Jocelyn y manifestó que desde el jueves que ambos habían salido a su trabajo ya no supo más de ella; dijo además que no sabía del paradero del vehículo de la víctima.

El día viernes seis de julio se encontró un cuerpo de Jocelyn desmembrado en seis partes al interior de un barril plástico en el río Acelhuate, luego el martes 10 de julio se encontró una cabeza en la quebrada El Piro de Santa Tecla, que se presume es de Abarca, y en este momento se le realizan las pruebas correspondientes para confirmar dicha información.

Según el informe de la autopsia el cuerpo presentaba varias heridas corto punzantes en tórax y abdomen, se presume que pudo haber sido con un machete por la forma brutal que se muestra el cuerpo. El informe de ADN realizado a las partes del cuerpo determinó que si se trataba de Jocelyn  Milena Abarca Juárez.

«Una de las primeras impresiones que nos da toda la evidencia encontrada, es que la víctima intentó defenderse» dijo el fiscal.

Fue hasta el sábado 7 de julio que se encontró el vehículo de la víctima el cual fue abandonado en la avenida El Cocal del barrio San Jacinto donde Ronald Atilio se desplazó para deshacerse del cuerpo de Jocelyn.

Según detallaron las autoridades, las cámaras lo captan desde el momento en que Ronald Atilio sale de su vivienda, cerca del hospital Amatepec, en Soyapango, hasta donde abandona parte del cuerpo de la víctima, por la 17 Av. Sur de San Salvador zona donde también se encuentra el teléfono del imputado, luego de abandonar el cuerpo, Ronald Atilio se ve manejando el vehículo de la víctima y va a comprar una bebida en una gasolinera ubicada en la 49 Av. de San Salvador.

«Las cámaras también le han captado en todo el recorrido de regreso, hasta ingresar a su casa» indicó la FGR.

El pasado sábado por la noche Ronald Atilio Urbina fue capturado por las autoridades al ser el principal sospechoso del feminicidio de Abarca; y este miércoles al ser presentado ante los medios de comunicación dijo que Jocelyn mantenía otra relación sentimental con un hombre al que identificó como Luis Bonilla. El imputado señaló que había encontrado conversaciones a la víctima con este sujeto al que ella le enviaba fotografías desnuda.

Urbina también se declaró inocente y pidió que se investigue más sobre el caso.