Hugo Martínez y la reunificación del FMLN de cara al 2019

“Escuchar a las bases” la frase insignia de Hugo Martínez durante su campaña para competir internamente por la candidatura presidencial, parece marcar el sendero que debe seguir del partido oficial. 

A cuatro días de realizadas las elecciones internas en el FMLN, puede percibirse un esperanzador panorama para el partido de izquierda con miras a las próximas elecciones presidenciales de 2019.

“Escuchar a las bases” la frase insignia de Hugo Martínez durante su campaña para competir internamente por la candidatura presidencial, parece marcar el sendero que debe seguir del partido oficial.

Una frase que más allá de un grito de batalla, perfila ser la verdadera estrategia política que el partido de izquierda necesita implementar para la contienda de febrero.

Más de 19 mil 700 militantes del FMLN votaron a favor del excanciller el pasado domingo y le trazaron a la cúpula efemelenista un nuevo camino a seguir. Ahora depende de la dirigencia, mandos medios y estructura nacional que todo el trabajo preelectoral se impregne con esa consigna.

Hugo Martínez obtuvo una victoria contundente pese a que se incorporó a las internas apenas 40 días antes de la votación y a que el exministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, había trabajado durante meses en su candidatura y gozaba del apoyo de buena parte de la dirigencia.

En 40 días el excanciller logró escuchar con plenitud a la base del FMLN, representó sus intereses y desmarcaró a la dirigencia del partido para ganar la candidatura según un articulo publicado en el periódico digital Cronio.

En este sentido, obtuvo el apoyo de diferentes sectores efemelenistas quienes se sumaron a sus aspiraciones presidenciables. Tal es así, que tanto el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén como el vicepresidente Óscar Ortiz, se convirtieron en el soporte incondicional del excanciller.

Ahora bien, el mensaje a la dirigencia efemelenista sobre «escuchar a las bases» ya se había anticipado desde las pasadas elecciones de diputaciones y concejos municipales.

El pasado 4 de marzo los electores del país desaprobaron las políticas del Frente, sus ajustes en los subsidios y su conducción del país, en la que se veian pocos resultados en temas tan sensibles como la seguridad, el empleo y la economía.

Solo alcanzaron para ganar 23 escaños legislativos y perdieron la alcaldía de San Salvador, lo que significa para los expertos un “revés” de la población al segundo gobierno del FMLN.

Este “revés” nacional se percibió también en las internas del pasado domingo, desde las bases, para que la dirigencia del FMLN recapacite en su visión de administrar el país.

Hugo Martínez logró escuchar a las bases, unificarlas, para que remarcaran el camino a seguir, como elemento previo para dibujar un panorama esperanzador a favor del FMLN y su desafío más inmediato: las presidenciales del 2019.