Tyson se mete para calentar la pelea Mayweather-McGregor

El excampeón de los pesados criticó al irlandés por aceptar pelear con las reglas del boxeo. La respuesta no se hizo esperar.

Conor McGregor se entrena para la pelea del 26 de agosto en Las Vegas.

El exboxeador y excampeón mundial de los pesados Mike Tyson provocó la molestia del irlándes Conor McGregor, a quien criticó y auguró una derrota cuando se enfrente a Floyd Mayweather.

McGregor es doble campeón de la Ultimate Fighting Championship (UFC), la competencia más importante de Artes Marciales Mixtas. Durante meses mantuvo una guerra dialéctica en contra del boxeador estadounidense Mayweather, que se retiró invicto. La discusión giró siempre en quién era mejor y tiene más dinero. Al final se concretó el combate entre ambos, aunque no en un octágono sino en un ring de boxeo. Además, no se permitirán patadas ni el uso de otros deportes como judo, lo que en teoría favorece al estadounidense.

El polémico Tyson habló el lunes sobre su decepción acerca de las reglas acordadas para el combate.  «McGregor va a morir boxeando. Me enojé porque creí que iban a usar las reglas de la MMA en contra del boxeo, porque de eso es de lo que se trata: Puede el boxeador derrotar al tipo de la MMA», aseguró.

Te podría interesar: Mayweather y McGregor tiene su primer careo para “la pelea del siglo”

La reacción del irlandés, que se apoda «The Notorious», no se hizo esperar. «Eso estuvo bien Mike, pero estás viendo al nuevo Don King aquí, hijo. El dinero es mío».

Luego en un segundo mensaje agregó: «Vas a comerte tus palabras por el resto de tus días, mientras yo comeré langosta por el resto de los míos», publicó en su cuenta de Twitter.

El combate, que podría generar hasta 1 mil millones de dólares en el sistema de pago por evento, se disputará el sábado 26 de agosto en Las Vegas, Nevada.

Ambos peleadores tuvieron hace dos semanas una gira por cuatro ciudades en Norteamérica y Londres, Inglaterra, para promocionar el combate. Fue una ensalada de lo que en inglés se conoce como «diálogo basura» (trash talking), en la que no se guardaron insultos.