Presidente de Federación de Fútbol de España fue capturado

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil detuvo al presidente de la Federación Española de Futbol (RFEF), Ángel María Villar, y a su hijo Gorka en el marco de una operación anticorrupción ordenada por la Audiencia Nacional.

También fue capturado el vicepresidente de la Federación y presidente de la Federación tinerfeña, Juan Padrón, y la del secretario de esa federación regional, Ramón Hernández Baussou.

A las decenas de detenidos se les imputan presuntos delitos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental.

La justicia sospecha que Villar promovió partidos entre la selección española y otros equipos para obtener ‘contraprestaciones para la contratación de servicios y otras relaciones comerciales en beneficio de su hijo, abogado especialista en derecho deportivo’.

Además, la Guardia Civil sigue haciendo registros en la sede de la RFEF, así como en la sede de la Federación Tiñerfeña de Fútbol, en sedes de empresas y varios domicilios privados vinculados a los detenidos.

La investigación se inició a principios del 2016 tras una denuncia formulada por el Consejo Superior de Deportes, informó la Guardia Civil.

La Dirección General de la Guardia Civil precisa en un comunicado que los investigadores determinaron que el vicepresidente económico de la RFEF «se habría excedido presuntamente en sus facultades de administración del patrimonio» de la entidad.

Además, habría favorecido la contratación de sociedades de las que habría obtenido un beneficio propio en forma de contraprestación económica y también habría participado, junto con el secretario de la Federación Tinerfeña, en una operativa continuada de apropiación de fondos de dicha Federación, a través del desvío de éstos a una sociedad gestionada por ambos.

El artículo 34.7 de los Estatutos de la RFEF refleja que «en supuestos de ausencia, enfermedad o cualquier otra causa que impida transitoriamente desempeñar sus funciones, el Presidente será sustituido por los vicepresidentes en su orden, por el Tesorero, y en última instancia, por el miembro de mayor antigüedad, o por el de más edad si aquella fuera la misma».

La FIFA está a la espera de disponer de más datos para pronunciarse sobre detención del presidente de la Federación Española (RFEF), Ángel María Villar, ya que «parece tratarse de un asunto interno’.

Fuentes de FIFA confirmaron tener conocimiento de los registros que la Guardia Civil lleva a cabo en la sede de la RFEF desde primera hora de la mañana y de la detención de su presidente.