El Salvador perdonó a Jamaica, pero está en cuartos de final de la Copa Oro

Avanza como mejor tercer lugar y enfrentará en la siguiente fase a Estados Unidos.

Nelson Bonilla anota el 1-0 ante Jamaica.

El Salvador avanzó este domingo a los cuartos de final de la Copa Oro 2017, luego de empatar 1-1 con Jamaica. Su próximo rival en la siguiente fase será Estados Unidos que terminó segundo en el grupo A.

Los nacionales se plantaron ante los caribeños, un equipo al que tenían nueve partidos sin poderle anotar un gol, y que venía de empatar 0-0 el jueves ante México. El Salvador finalizó en el tercer lugar del grupo C con cuatro puntos, abajo de Jamaica (5) y México, que antes del juego contra Curazao tenía seis.

El gol de El Salvador llegó al minuto 15 por medio de Nelson Bonilla. Empató de penalti Jamaica al 63, luego de una mano de Narciso Marroquín. Darren Mattocks pateó rasado y fuerte a la izquierda de Derby Carrillo, quien adivinó el tiro, pero no pudo detenerlo.

En la Azul se puede destacar el esfuerzo colectivo, pero merece una nota sobresaliente Denis Pineda, que fue un martillo constante en contra de la defensa de Jamaica con sus incursiones desde la izquierda.

Desde el primer minuto, El Salvador salió con deseos de hacer bien las cosas, luego de que Fito Zelaya se coló entre dos defensas y cedió la pelota para Nelson Bonilla, pero el 9 rebanó el disparo.

Tres minutos después, Denis Pineda disparó desde fuera del área, pero el tiro fue contenido sin problemas el portero jamaicano.

La azul apostó por bajar el balón, algo que hizo ver mejor a los cuscatlecos, ante la fuerza y mejor juego aéreo de los «reggae boys».

Las mejores jugadas de El Salvador llegaron en las paredes, principalmente por la banda izquierda entre Pineda y Rubén «el Polaco» Marroquín.

Fue precisamente en una jugada entre ambos que nació el primer gol nacional. Al minuto 15, Marroquín recogió un pelota de Pineda que rechazó la defensa caribeña y filtró para Bonilla, quien aguantó y a la entrada del área chica remató hacia el fondo de la red.

Sin duda, la «selecta» era mucho mejor con un juego de pases al ras de piso, lo que a menudo era castigado con el juego duro de los jamaicanos.

Al minuto 28, Pineda se metió entre los defensas de Jamaica y recuperó un balón, se la puso a Zelaya, pero el remate del aliancista salió desviado.

Jamaica, en cambio, tuvo que esperar hasta el minuto 38 para su primer jugada importante al ataque. Un centro desde la derecha fue rematado por Romario Williams, pero el portero nacional Derby Carrillo salvó la situación y envió al córner.

Este es el calendario completo de la Copa Oro 2017

Con ese nuevo aire, Jamaica tuvo una nueva oportunidad más, pero se le acabó el tiempo y el árbitro central Jair Marrufo decretó el final de la primera mitad.

En la segunda mitad, El Salvador continuó insistiendo y daba la sensación de ser mejor que el rival. La ocasión más clara de la segunda mitad la tuvo Zelaya al minuto 59. En una jugada de contragolpe, el 11 de la selección quedó frente al portero, disparó de zurda, pero el guardameta adivinó la trayectoria de la pelota.

A medida que avanzaba el juego, los seleccionados salvadoreños comenzaban a acusar el desgaste físico ante un rival más fuerte y rápido y que cuando mete la pierna hace daño.

Al 62, Narciso Orellana tocó la pelota con la mano y el central no dudó en marcar el penalti. El disparo fuerte de Darren Mattocks fue adivinado por Carrillo, pero no pudo atajarlo.

En líneas generales, El Salvador no bajó la guardia y siempre dio la impresión de jugar de tú a tú con Jamaica, pero el desgaste físico restó ímpetu y la oportunidad de anotar el segundo gol.

Al final de cuentas, el equipo levantó en una semana su rendimiento, al caer en el debut 3-1 ante México, superar 2-0 a Curazao el jueves y dar la pelea ante Jamaica.

El próximo partido se disputará el miércoles