Kevin Durant de los Warriors: «Lo logramos mamá, te lo dije cuando tenía ocho años»

Durant comenzó a jugar baloncesto a los 8 años, motivado por el hombre que veía como a un padre Charles Craig.

Getty Images

Kevin Durant se lo prometió a su madre cuando tenía ocho años y ayer cumplió esa promesa.

La estrella del Golden State Warriors tiene un vínculo muy especial con su mamá y quedó en evidencia en su discurso al término del partido. «¡Lo hicimos! Te lo dije cuando tenía ocho años», dijo señalándola, con un rostro de felicidad incomparable.

Durant, una de las estrellas de la final de la NBA, volvió a dedicarle el triunfo a su madre, como lo hacía luego de cada partido ganado.

El mejor anotador de la competición tuvo que esperar una década para colocarse el anillo de campeón de la NBA.

Cuando tomó la decisión de cambiar de equipo y abandonar los Oklahoma City Thunder muchos no estuvieron de acuerdo, pero cumplió su sueño. Y el de su madre.

Durant sonríe con su madre Wanda, la mujer que lo inspiró a luchar por sus sueños (Getty Images)

Durant, que jugó su primera temporada con los Warriors, fue decisivo en el ataque ante Cleveland al anotar 14 de 20 tiros de campo, incluidos 5 de 8 triples, y un perfecto 6/6 desde la línea de libres.

Su madre, Wanda fue tan importante en su crecimiento, que el jugador nunca duda al momento de dedicarle unas palabras y siempre da por sentado que el amor de su mamá lo convirtió en lo que es hoy. Cuando fue elegido jugador más valiosos de la temporada 2013-2014, le dedicó su premio con un discurso que conmovió a todo los Estados Unidos, reporta Infobae.

«Creo que no sabes todo lo que hiciste. Todo estaba en nuestra contra… una madre soltera con dos hijos a los 21 años. Tú nos hiciste creer, nos alejaste de la calle, nos vestías y dabas de comer, cuando no tenías nada que llevarte a la boca te asegurabas de que nosotros comiéramos y te ibas a la cama con hambre. Tú eres la verdadera MVP», dijo Kevin en aquella gala inolvidable.

Durant comenzó a jugar al baloncesto a los 8 años, cuando conoció a su primer entrenador Charles Craig, a quien veía como a un papá, a quien perdió poco tiempo después, cuando él tenía 16. En 2004, Craig intentó detener una pelea callejera entre dos jóvenes y fue asesinado de un balazo en la espalda. Tenía 35 años. Por eso, Kevin comenzó a usar el dorsal 35 para homenajearlo.

Wanda Pratt, su madre, es abogada y brinda charlas motivacionales a madres solteras, y su rostro de felicidad fue evidente durante la celebración del tirunfo de su hijo y los Warriots.

 

//platform.twitter.com/widgets.js