El nuevo guerrero Kevin Durant logra su primer MVP en la NBA con los Warriors

Kevin Durant se cambió de equipo al terminar la temporada pasada. Diez años en la NBA, siendo uno de los mejores, pero sin portar un tan solo anillo. Tomó una difícil decisión, buscando su sueño, el sueño de todo jugador profesional.

Junto con Westbrook hacían la dupla fenomenal en Oklahoma City Thunder, tanto que pusieron en aprietos en semifinales pasadas a los Miami, cuando aún jugaba LeBron James ahí.

En febrero pasado, la historia de los dos amigos, dos laderos, dos jugadores que eran lo que Michael Jordan y Scottie Pippen en los Chicago Bulls de los ’90 se terminó. Ahora no se miran, no se hablan, se ladran, se insultan, se cruzan a través de las redes sociales y se dan duro en el campo de juego.

Es la historia del duelo del alero Kevin Durant y el base Russell Westbrook.

Pero ahora la historia cambió, Durant llegó con los poderosos Golden State Warriors y alcanzó el sueño, y de qué manera. No solo tiene su primer anillo de campeón, sino también por unanimidad fue nombrado MVP, el jugador más valioso de las finales de la NBA.

El alero contribuyó de manera decisiva en el título de Golden State y con un promedio de 35.2 puntos, 8.4 rebotes y 5.4 asistencias por partido fue nombrado MVP. Los 11 periodistas y analistas que eligen al jugador más valioso no han tenido dudas a la hora de votar. La aportación del ‘35’ ha sido mayúscula, con un 55% en tiros de campo, 47% en triples y 93% en tiros libres.

LeBron James, que le batió en las finales de 2012 al mando de los Miami Heat, fue el primero en felicitar a su amigo sobre el parqué del Oracle Arena. Durant, emocionado, agradeció el gesto y las palabras de LeBron antes de fundirse en un abrazo con su madre Wanda.

«Es un grupo excepcional de jugadores, una gran comunidad, campo y aficionados», declaró Durant al concluir el partido en el que fue de nuevo el máximo encestador.

«Siempre supe que no me equivoqué con la decisión que tomé, pero sobre todo porque llegué a un ambiente único para jugar al baloncesto», reiteró Durant. «Ahora tengo doble motivo de satisfacción porque también pude contribuir a otro título de liga», dijo.

Posteriormente, la plantilla de los Warriors celebró por todo lo alto el momento en el que recibió el trofeo que le acredita como mejor jugador de las finales de las manos de Bill Russell.

Es el tercer jugador en la historia de la NBA en ganar el MVP de las finales en su primer año con un equipo. Algo que tan solo han conseguido anteriormente Magic Johnson (Lakers 1980) y Moses Malones (76ers 1983).