Los Golden State Warriors son los nuevos campeones de la NBA, partidazo!!

Partido de final, de infarto, partidazo. Los mejores equipos de la NBA se enfrentaron por tercera vez consecutiva en finales, ante el aliento de las aficiones de cada uno. Las estrellas de ambos equipos no fallaron, se lucieron. Pero el «Monaguillo asesino», Curry, «el Chef» apareció en el último periodo, haciendo sus pases sin ver para que André Iguodala anotara e hiciera soñar a Golden State, y se gritara el nombre de Kevin Durant como MVP con 39 puntos, en su partido con más efectividad de su historia.

4 a 1, categórico, haciendo olvidar la final anterior, en la que hubo más dudas que cánticos de victoria. La nueva dupla es Curry y Durant… cuanto tiempo pasará para superarlos…

 

Iguodala hizo la jugada del partido con una clavada. Increíble, el orgullo de los Clevelands solo les duró un partido, porque siempre fueron inferiores a los guerreros de Golden State.

Durant logra su primer campeonato después de 10 años de estar en la NBA,  ahora con los espectaculares y matadores de los Warriors. Le ganó el duelo al que llaman el Rey, LeBron James, y ganó su primer MVP, con la aceptación del público guerrero. Su mejor socio, el MVP de torneos anteriores, Curry.

No solo eso, los Warriors ganan su primer campeonato ante su gente, esa que gritó siempre, que creyó en ellos, que sufrió, pero que con lágrimas en los ojos, ve a su equipo ser campeones, pues dos veces anteriores ganaron en otras canchas, en terreno ajeno.

Warrios campeones, sin duda, pletóricos. Sin aliento, la afición gritaba de locura, mientras Curry metía la daga al final con una de tres.

Dos primeros periodos diferentes. El primero, entusiasmo, vitalidad, nuevo aire para los Cleveland Cavaliers, inspirados siempre en su estrella LeBron James, ante un arranque diverso de los Golden State Warriors que no terminaban de asentarse en cancha, ante su público, en el Oracle Arena, pero que no dejaron que los Cavs se le fueran lejos.

De poder a poder, los primeros minutos del primer periodo fue de dominio alterno, anotando de un lado y de otro, ambos equipos cometiendo errores. LeBron inició con su magia, dominante, como todo un general, pero sus 37 puntos increíbles no sirvieron de nada.

Thompson y su primer falta a 10 segundos de iniciado el partido ponía a temblar a los fans de los Warriors, más a aquellos que pagaron miles de dólares por un boleto, quienes temían una remontada de los Cavs,  seguramente llegaba a su mente cómo su equipo venía cayendo en defensa, cuando en el primer juego permitieron solo 89 puntos, y en el cuarto 136, y cuando en la temporada pasada fueron remontados por LeBron y los Cavaliers, perdiendo el campeonato. Eso sí, Pachulia impresionante recuperando balones.

Primer periodo terminó 37 a 33 en favor de los Cavs, luego de que los árbitros le regalaron una falta a Irving y los Warriors se frustraran.

Quizá eso hizo que en el segundo periodo se invirtieron los papales.

Fueron dos cuartos diferentes, el segundo fue de los Warriors, versus la intensidad de los Cavaliers en el primero.

El tercero fue intenso, siempre con la ventaja de los comandados por Curry y Durant, todo apuntaba a una victoria, con apenas 5 puntos de ventaja.

Los Warriors comenzaron a mover el balón y con Durant ya con 30 puntos daban el alirón a sus aficionados, pero faltaban 9 minutos para liquidar o ser remontados.

Al final, se impuso el juego, la lógica, el equipo, ante unos Cavaliers que dependieron demasiado de LeBron, jugadorazo. 129 a 120.

Warriors campeones. El abrazo final entre Durant y LeBron, lo decía todo… será que James LeBron quisiera jugar en ese quinteto de la muerte?