Tiger Woods niega que manejaba ebrio

El golfista estadounidense Tiger Woods.

El golfista estadounidense Tiger Woods negó que estuviera ebrio cuando fue detenido por un policía en Júpiter, Florida, Estados Unidos. Dos pruebas de alcoholemia confirmaron que el nivel de alcohol en el deportista era cero.

“Quiero que el público sepa que el alcohol no estuvo involucrado. Lo que pasó fue una reacción inesperada a medicamentos prescritos. No me di cuenta de que la mezcla de medicamentos me habían afectado tan fuertemente”, dijo Woods, de 41 años, en una declaración escrita.

La Policía de Júpiter dijo que un agente encontró al golfista dormido sobre el volante de su vehículo, que estaba encendido, y que tenía problemas para moverse y hablar.

Ficha policial de Tiger Woods en Júpiter, Florida.

Según la Policía, Woods ha dado varias versiones sobre lo que hizo antes de estacionarse sobre el carril derecho de una carretera de la isla donde vive.

Woods, exnúmero uno del mundo y ganador de 14 “majors”, ha enfrentado dificultades para volver a su nivel de juego desde noviembre de 2009, cuando un escándalo de infidelidades le costó su divorcio con la modelo sueca Elin Nordegrin.

A la par de sus problemas personales, su juego cayó en un tremendo bajón, sumado a lesiones en la espalda y la rodilla.