Periódico Der Spiegel: Cristiano Ronaldo intentó sobornar a la mujer que lo acusa de violación

El portugués fue acusado de violación durante la temporada 2009/2010 —época en la que recalaría en las filas del Real Madrid— por una mujer en Las Vegas. Así lo confirmó el semanario alemán Der Spiegel, que pone ahora en tela de juicio las intenciones de jugador sobre la víctima.

Las acusaciones provienen, supuestamente, de una serie de mensajes telefónicos entre futbolista y abogado recabados en la plataforma Football Leaks. Según el organismo, la mujer exigía 950.000 dólares a cambio de su silencio, pero finalmente obtuvo 350 mil. De acuerdo con la información inicial, Cristiano conoció a la mujer en 2009 en un hotel de Las Vegas, en el que la víctima sostiene haber sido víctima de violación anal.

La demandante acudió a la policía ese mismo día, y luego se sometió a una revisión médica en la Univrsity Medical Center de Las Vegas, según el jornal alemán. Inicialmente, había accedido a llevar el caso a los tribunales, pero llegó a un acuerdo extarjudicial con los abogados del portugués.

Der Spiegel afirma tener los documentos que prueban esas afirmaciones, incluso el acuerdo que compromete a ambas partes, y que contaría con la firma de Ronaldo. Los abogados del jugador, han calificado la noticia de ‘fantasía periodística’, pero este medio fue el mismo que señaló a varios futbolistas —entre ellos Cristiano— por evadir sumas millonarias de impuestos al fisco.

Al día siguiente de la publicación, Gestifute —empresa que representa al atleta— envió un certificado de impuestos del jugador emitido por la Agencia Tributaria, que informa del estado de las obligaciones tributarias de Cristiano Ronaldo, y que actualmente se encuentra al corriente.

La defensa de CR7: es una obra de ficción periodística

La empresa que lleva la representación de Cristiano Ronaldo, Gestifute, calificó de «obra de ficción periodística» el informe publicado por Der Spiegel «sobre supuestos cargos de violación que, según refiere, se habrían presentado contra el futbolista en 2009, es decir, hace casi ocho años».

«Se trata de una obra de ficción periodística. La supuesta víctima se niega a identificarse y a corroborar la historia. Y todo el enredo se basa en documentos no firmados y tan contradictorios que son identificados por códigos en correos electrónicos entre abogados que no mencionan a Cristiano Ronaldo y cuya autenticidad él desconoce, y en una supuesta carta que habría sido enviada por la víctima, pero que él nunca recibió», explica el comunicado.

«El reportaje de Der Spiegel», añade, «es falso y Cristiano Ronaldo actuará contra ese órgano de comunicación por todos los medios a su alcance. La imputación de una violación es una acusación repugnante y ultrajante que no puede quedar impune».