Le llueve sobre mojado a Kate del Castillo después que filtraran fotos íntimas 

El mismo portal que subió las fotos de Montserrat de Oliver ahora publicó imágenes íntimas de Kate del Castillo.

La actriz mexicana Kate del Castillo, quien en el último tiempo ha sumado dolores de cabeza por su encuentro furtivo con el capo narco Joaquín «El Chapo» Guzmán, fue víctima de un hackeo que muestra fotos íntimas y personales.

La actriz Kate del Castillo es la nueva víctima del crimen cibernético, ya que se filtraron fotos íntimas de ellas en la red.

A penas un día, la conductora Montserrat Oliver había sido hackeada y fotos de ellas se habían filtrado en el mismo sitio web.

El portal Dono Leaks, en donde se dieron a conocer las fotos en las que aparece la actriz en ropa interior y completamente desnuda ante la cámara.

Kate del Castillo no ha dado ninguna declaración hasta el momento sobre este ataque a su privacidad.

El hecho fue promocionado por el portal DonoLeaks, el que filtró las fotografías en las redes sociales. En las imágenes puede verse a Del Castillo posando en ropa interior y haciendo topless: ninguna está en situación comprometedora. Las filtraciones han sido publicadas por varios medios mexicanos.

Hasta el momento, la protagonista de La reina del Sur no ha hecho comentarios sobre la filtración. En cambio, quien también fue víctima y sí se refirió al hackeo fue la conductora Montserrat Olivier, cuyas fotos con su novia fueron más subidas de tono e hizo su descargo. «Me siento profundamente triste, dolida y vulnerada por el hackeo de imágenes íntimas que están ahora circulando en redes sociales», dijo la periodista en su cuenta de Instagram.

Hace pocos días, Del Castillo se desnudó en Nueva York para la nueva campaña que protagoniza junto con la organización PETA Latino, que lucha contra el uso de pieles de animales en la industria de la moda. Se trata de la sexta campaña que realiza la actriz para la organización Personas por la Ética en el Trato a los Animales (PETA), pero es la primera en la que se quita la ropa para llevar el mensaje de «prefiero estar desnuda que vestir pieles».