Impresionante show agridulce de Ariana Grande junto a otras estrellas en Manchester

La actriz, empresaria y cantante estadounidense se rodeó de compañeros y estrellas internacionales de la música para rendir un fiel y bien merecido homenaje a las víctimas del atentado ocurrido el 22 de mayo en Manchester.

Para rendir un fiel y bien merecido homenaje a las víctimas del atentado ocurrido el 22 de mayo en Manchester, Ariana Grande se  rodeó sin esperarlo  de estrellas internacionales que no dudaron unirse a la causa.

Codearse con estrellas internacionales de la talla de Take That, Robbie Williams, Miley Cyrus, Pharrell Williams, Katy Perry , que llevaba una camiseta con los rostros de las víctimas, fue importante pues la causa motivó a más personas.

A ellos también se sumaron  Justin Bieber, Liam Gallagher, Coldplay y muchos otros, algunos incluso pusieron su granito de arena en la distancia como U2 y Stevie Wonder.


Con este concierto , Grande regresó a Manchester dos semanas después del ataque terrorista que tuvo lugar a las puertas de su concierto el pasado 22 de mayo.

El concierto destacó en su momento fue un homenaje a las víctimas que perdieron la vida y a las que continúan recuperándose en el hospital a las que visitó el día antes del concierto, que estuvo teñido de emoción

La prensa rosa ha informado que tres horas de canciones y duetos que comenzaron con un minuto de silencio en recuerdo a los fallecidos y heridos, entre los que hubo muchos niños.

Atentado en concierto de Ariana Grande en Manchester

No hay que olvidar que Ariana Grande es la cantante, cuya fama nació en el canal infantil Nickelodeon es un ídolo para ellos.

La cantante estadounidense apareció, vestida con una sudadera blanca en la que se podía leer «One love Manchester», lema del concierto, en medio de una lluvia de serpentinas rosas y aplausos.

Durante su intervención, la cantante estadounidense expresó: “Os quiero mucho. Esta noche es lo que el mundo necesita ahora”.

Grande dedicó una de sus canciones a Olivia, una de las adolescentes fallecidas con sólo 15 años. “Su madre me dijo que ella no querría haberme visto llorar” dijo una emocionada Ariana, que contó cómo tras hablar con esta madre había cambiado algunos planes que tenía para la gala, tras escuchar lo que a Olivia le habría gustado ver.

La prensa destacó además que durante el concierto, Ariana Grande  no pudo evitar las lágrimas en varios momentos, más aún cuando interpretó One last time, con el resto de cantantes, y Somewhere Over the Rainbow, de la película infantil El mago de Oz, con los que puso el broche de oro a un show agridulce, en el que la alegría de ver a tantos astros de la canción reunidos se unió con la tristeza por los que ya no están.

Una de las niñas que la acompañó en otra de las canciones, que había estado en el Machester Arena el pasado 22 de mayo, rompió a llorar recordando lo ocurrido. Su ídolo no dudó y acudió a consolarla, dejando esta bonita imagen.

El amor puede con el terror y el miedo, ese era el mensaje de la noche. Y Ariana lo demostró compartiendo escenario además con su novio Mac Miller, que ha sido un gran apoyo para ella estos días y a quien no dudó en dar este beso de película (incluso el anillo que se vio en el dedo de la artista desató las especulaciones de un posible compromiso).

Instantes de una cita inolvidable que reunió a 50,000 personas en el Crickett Old Trafford y en la que se recaudaron, según la Cruz Roja Británica, más de 12 millones de dólares (casi once millones de euros) para la fundación We love Manchester (más de dos millones de euros durante el espectáculo vía online).