Precio del quesillo aumentó al menos un dólar en las últimas semanas

En las últimas semanas, la población salvadoreña ha experimentado incrementos en los precios de productos lácteos como el quesillo y queso duro blando.

0
207

EL SALVADOR.- El Centro para la Defensoría del Consumidor (CDC) confirmó esta mañana un importante incremento en los precios de los productos lácteos, principalmente en el quesillo que es utilizado para la preparación de pupusas, y el queso duro; lo cual está afectando directamente la economía de los salvadoreños.

En una conferencia de prensa, los representantes del CDC confirmaron un incremento de por lo menos $1 en estos productos que hasta el 22 de diciembre presentaban precios de entre $2 y $3, pero ahora se adquieren entre los $3 y $4, de acuerdo con un sondeo de investigación realizado en el Mercado Central de San Salvador.

Según Nelson Martínez, asesor jurídico del CDC, explicó que “del 22 de diciembre al 5 de enero el quesillo pasó a valer $3 cuando antes $2; mientras que el queso duro pasó a valer $4 cuando antes valía $3”, según los datos del sondeo en el mercado capitalino

Martínez explicó que dicho incremento de precios se debe a varios factores, entre ellos el retraso de la importación de estos productos que principalmente provienen de Nicaragua, ya que según denuncias se tienen retrasos de hasta 25 días en el ingreso de los productos por la frontera El Amarillo, en el departamento de La Unión.

Por su parte director ejecutivo del CDC, Danilo Pérez, señaló que los altos precios de los lácteos afectan el bolsillo de la población consumidora, siendo más notable el incremento en las pupusas, que forma parte de la gastronomía salvadoreña.

“Ya sabemos que en algunos casos la pupusas se está haciendo más pequeña, en otros que se daban 3 por un dólar hoy se dan dos con tal de no incrementar el precio… El impacto en si mismo en el quesillo viene a sumarse al costo de la canasta básica alimentaria” subrayó.

Señaló además que las pupusas forman parte de la dieta de los salvadoreños, ya que un 67% de los salvadoreños desayuna con una pupusas, mientras que un 75%, cena con ese mismo plato.

En ese sentido, s urgió a las autoridades a establecer un mecanismo que permita hacer los muestreos de forma ágil a los importadores, a fin de normalizar los precios de estos productos, y que evalúe la situación, de tal forma que no se continúe afectando el costo en los consumidores salvadoreños.

Al respecto el presidente de la Defensoría del Consumidor, Ricardo Salazar, aseguró que el organismo se mantiene vigilante a efectos de evitar cualquier practica abusiva. “Cualquier incremento en los precios de los alimentos que sea injustificado puede ser motivo de una sanción” advirtió.

Aseguró además que la Defensoría presentará una investigación en el tema, la cual finalizará esta semana a fin de dar a conocer los resultados de procesos sancionatorios que se presentaran ante el tribunal respectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí