Capturan a tres pandilleros por la desaparición y asesinato del agente Nahum Elías Hernández

Los tres sujetos serán recluidos en las celdas oscuras del penal de máxima seguridad conocido como "Zacatraz" confirmó el ministro Gustavo Villatoro.

0
273

EL SALVADOR.- Las autoridades del Gabinete de Seguridad presentaron este jueves a tres pandilleros que serían los responsables de la desaparición y asesinato del agente Nahum Elias Hernández Escobar, quien fue reportado como desaparecido desde el pasado 2 de enero del presente año, y posteriormente su cuerpo fue localizado en una fosa clandestina en San Antonio del Monte, Sonsonate.

Los detenidos responden a los nombres de David Eduardo Hernández, Eduardo José Hernández Cruz y Marcos Daniel Cruz, todos miembros de la Mara Salvatrucha (MS13) según las autoridades.

“Estos sujetos van a responder ante la justicia, serán enviados a Zacatraz. No vamos a tolerar a ningún delincuente ni estructura irregular que atente contra la vida de los salvadoreños ni la vida del personal de nuestras instituciones que velamos por la seguridad” manifestó en la presentación de los sujetos el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro.

Añadió que habrías otros sujetos involucrados pero que al momento “están siendo buscados”.

El titular de seguridad informó que estos sujetos serán puestos a disposición de las instancias judiciales correspondientes por los delitos de Desaparición de Personas, Homicidio Agravado y Agrupaciones Ilícitas, a fin de que caiga sobre ellos todo el peso de la ley.

El policía Nahum Elías Hernández Escobar desapareció el pasado 2 de enero cuando, según familiares, se dirigía a Mizata, La Libertad, donde se encontraría con su esposa y otros pariente pero nunca llegó a su destino. Según versiones fue visto por última vez en una gasolinera de Nahulingo, Sonsonate.

El automóvil del agente fue localizado un día después en el cantón Cangrejera, municipio de Izalco, siempre en Sonsonate, pero el policía ya no respondió las llamadas de sus familiares.

En el vehículo marca Toyota Tercel estaban los documentos personales de Hernández y también tenía manchas de sangre.

El cuerpo del agente fue encontrado el pasado sábado en el cantón Agua Santa,en las afueras de San Antonio del Monte, Sonsonate, donde había sido enterrado en una fosa clandestina.

Este día las autoridades confirmaron que las pruebas de ADN determinaron que se trata del agente policial ONI 34032, quien estaba destacado en la subdelegación Altavista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí