[Día Mundial de la Osteoporosis] Ingesta de calcio y aumento de la masa ósea disminuiría 50% de fracturas

Por Francisco Herrera Morales, nutricionista de Dos Pinos.

0
332

El calcio que circula en la sangre es crítico para numerosas funciones en el cuerpo, ya que es necesario para el desarrollo y el mantenimiento del esqueleto, para las funciones neuromuscular y cardíaca.

La evidencia científica señala una fuerte asociación entre una baja ingesta de calcio y la disminución de la densidad mineral ósea, por lo tanto, la ingesta adecuada puede tener impacto en la reducción de las fracturas originadas por osteoporosis. Se estima que un incremento de masa ósea del 10% podría reducir el riesgo de las fracturas en un 50%.

La leche de vaca ha sido tema de infinidad de investigaciones en los últimos años, esto debido a su alto contenido de calcio, por su papel en la prevención de osteoporosis y por la disminución del riesgo de fracturas.

Es, además un alimento que es clasificado muy completo nutricionalmente por su densidad de nutrientes, es muy valorado por su proteína de alto valor biológico, aporte de fósforo, magnesio y vitaminas A y D.

Este alimento cumple un protagonismo importante durante casi todas las etapas de la vida; un adecuado consumo podría garantizar un aporte de calcio para mantener una mineralización ósea importante. El organismo humano contiene entre 1 y 2 kg de calcio en total, y aproximadamente el 99% se encuentra en los huesos y en los dientes.

Se ha determinado también que la absorción de calcio es menor en los adultos mayores, es decir, disminuye aproximadamente un 30%, de ahí la importancia de asegurar un aporte de calcio suficiente durante toda la vida.

Considerando el aporte de calcio y de otros componentes de la leche, así como la importancia de promover una dieta variada y equilibrada, se recomienda a las personas adulta mayores el consumo diario de dos o tres porciones del lácteos. La cantidad aproximada de calcio que un adulto debería recibir a diario ronda los 1000 mg5; y en personas adultas mayores la ingesta de calcio sugerida podría ser 1200 mg/día5. Con una dieta regular, se ha visto que la ingesta de calcio es el único elemento que puede ser insuficiente para las necesidades de una persona mayor.

En su mayoría, los problemas de déficit de calcio se deben a que conforme pasan los años, empeora la absorción del calcio de los alimentos a través del intestino, y si una persona mantiene una dieta baja en calcio a lo largo de la vida, cuando se hace mayor puede que esté tomando menos calcio del necesario para su edad.

Se ha demostrado que es beneficioso ingerir una cantidad suficiente de calcio y vitamina D, consumiendo alimentos de estos nutrientes como leche, queso o yogurt aumentar el consumo de algunas de las frutas y vegetales, realizar actividades controladas al aire libre (para activar la vitamina D que se estimulan a través de los rayos del sol) y hacer ejercicio, pueden reducir pérdida de mineral óseo, factor de riesgo de fracturas ósea osteoporóticas.

Por Francisco Herrera Morales, nutricionista de Dos Pinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí