¿Puedo tomar un trago después de recibir la vacuna contra el covid-19?

Muchas personas se preguntan si se puede tener algún impacto sobre la respuesta inmune que nuestro organismo genere tras la aplicación de alguna de las vacunas contra el Covid-19 ó si se puede beber alcohol sin peligro antes o después de la inyección. Las respuestas a estas preguntas las encontrará a continuación

0
349

La relación del alcohol con las vacunas es un tema frecuente. Muchas personas se preguntan si se puede tener algún impacto sobre la respuesta inmune que nuestro organismo genere tras la aplicación de alguna de las vacunas contra el Covid-19 ó si se puede beber alcohol sin peligro antes o después de la inyección. Las respuestas a estas preguntas las encontrará a continuación

La doctora Rosa María Wong, del Laboratorio de Investigación en Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la UNAM, señala que los efectos del alcohol pueden enmascarar o potenciar los efectos secundarios de la vacuna, por ello se recomienda no tomar en 72 horas, que es el periodo en que las vacunas causan algún efecto.

“El mismo alcohol puede causar mareos o dolor de cabeza” dice Wong.

La doctora señala que el exceso de alcohol puede interferir en la respuesta inmunológica, sin embargo, asegura que “con una o dos copas no pasa nada».

En Rusia, por ejemplo, una de las primeras recomendaciones fue que no se debía ingerir alcohol, pero debido a que la población rusa tiene la costumbre de ingerir mucho alcohol.

Carlos Arturo Álvarez, infectólogo coordinador de Estudios Covid para Colombia, delegado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), dice que no hay evidencia científica que demuestre que tomar una o dos copas pueda reducir la eficacia de ninguna de las actuales vacunas contra el covid-19.

Sin embargo, Álvarez señala que cuando el consumo de alcohol es excesivo y por largo tiempo, las investigaciones han encontrado que esto puede alterar el funcionamiento del sistema de defensas del cuerpo e interferir en la respuesta y el rendimiento de esta y otras vacunas.

Es decir, en el caso de quienes tienen consumo problemático de licor, y dado que el organismo puede tardar varias semanas en producir defensas eficientes contra el virus, se puede afectar la respuesta inmunológica de la vacuna.

En concreto, el consumo mínimo y moderado de alcohol no afecta la efectividad de las vacunas, pero la recomendación ideal es no consumir licor en las en 72 horas siguientes después de recibir la vacuna.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí