Jake Gyllenhaal: “Las escenas de sexo con Jennifer Aniston fueron una tortura”

Fue terriblemente difícil para el actor por un motivo muy sencillo: estaba completamente enamorado de Aniston.

0
393

Las chispas volaban en el set de “The Good Girl”, según Jake Gyllenhaal, quien admitió que estaba “enamorado” de su coprotagonista Jennifer Aniston.

En ese entonces, él tenía apenas 21 años cuando se estrenó la película, en enero de 2002. Ella tenía 31 y llevaba ocho años siendo la más amada de la pantalla chica gracias a su Rachel Green de “Friends”.

Pero el rodaje de la película, una oscura comedia romántica donde Aniston interpreta a una cajera atrapada en un matrimonio aburrido que tiene un romance con Gyllenhaal, un compañero de trabajo más joven, fue algo más complicado para él que para ella.

Fue el propio actor quien lo ha contado en una reciente entrevista, afirmando que besarse con Aniston fue literalmente “una tortura”.

El intérprete, que fue nominado al Oscar por “Brokeback Mountain” en 2005, dijo en el programa de Howard Stern en la emisora Sirius XM que todo aquello fue terriblemente difícil para él por un motivo muy sencillo: estaba completamente enamorado de Aniston.

“Filmar las escenas de sexo fue una tortura, sí lo fue”, dijo el actor en el programa mientras se reía. “Pero por otra parte no lo fue, claro. Es decir, fue una mezcla de las dos cosas”.

“Las escenas de sexo son una cosa incómoda, porque había ¿30, 50 personas? alrededor mirando. Eso no me enciende mucho”, reconoció. “Es algo bastante mecánico. Y también es como un baile, estás siguiendo una coreografía para la cámara. Puedes meterte a fondo en ello, pero es como una escena de lucha, tienes que coreografiar esas escenas”.

Además, el actor de “The Guilty” desveló que se utilizó un método que involucraba una almohada. “Se utilizó la técnica de la almohada”, dijo. Esa famosa herramienta cinematográfica implica poner una almohada entre dos actores que supuestamente están manteniendo relaciones sexuales. Y contó que fue la propia Aniston, más acostumbrada a ese tipo de situaciones, quien lo sugirió. “Creo que fue muy amable sugiriéndolo antes de empezar. Fue como: ‘Vamos a poner una almohada por aquí…’. Fue simplemente eso”.

En 2016, Gyllenhaal reveló por primera vez su amor platónico por Aniston. “Estuve enamorado de ella durante años. Y trabajar con ella no fue fácil”, le dijo a la revista People. Y admitió en ese momento que no era fanático de la exitosa comedia de NBC.

Si bien Gyllenhaal acaba de hacer su primera aparición en la alfombra roja con su novia, la modelo Jeanne Cadieu, Aniston dijo recientemente que ya está lista para volver a tener citas por primera vez después de su divorcio de su segundo marido, Justin Theroux.

“Nadie de importancia ha llegado a mi radar todavía, pero creo que es hora. Creo que estoy lista para vincularme con otra persona “, dijo Aniston, que estuvo casada con Brad Pitt de 2000 a 2005 y con Justin Theroux de 2015 a 2018.

En la entrevista, la actriz de “The Morning Show” dijo que, pese a la comodidad y los avances de la tecnología, no le generan demasiada confianza las aplicaciones de citas como Tinder o Raya. “Soy una mujer de la vieja escuela. Me voy a limitar a las formas normales de conquista. Como que alguien me pida salir. Esa es la manera que siempre he preferido”, detalló.

Está claro que después de dos matrimonios fallidos, la estrella se ha vuelto más exigente sobre los rasgos que debe poseer su próxima pareja. En diálogo con Bruce Bozzi en “Radio Andy” de SiriusXM ha revelado seis requisitos necesarios.

Jennifer, de 52 años, aseguró que está en busca de un hombre que se mantenga en buena forma: “Una vida saludable es esencial para llegar a los 80 y no quedarse en una silla de ruedas”. Además, añadió que tiene que tener un increíble sentido del humor, una característica que a estas alturas no está dispuesta a sacrificar por nada el mundo.

También quiere que haya una buena química entre ambos, que según la actriz se descubre “en el primer beso, que es clave para seguir”. Y es importante para ella que el candidato tenga buena conversación; seguridad pero no arrogancia; generosidad y amabilidad.

A la hora de evaluar posibles escenarios sobre un futuro matrimonio, la actriz afirmó que no tiene intenciones de volver a casarse: “Estoy interesada en encontrar una pareja fantástica y simplemente vivir una vida agradable y divertirnos el uno con el otro. Eso es todo lo que deberíamos esperar. No tiene que estar grabado en piedra en documentos legales”.

(Información de Infobae)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí