Cinco falsos mitos sobre los lácteos

Diversos estudios despejan dudas sobre los mitos que a lo largo del tiempo se han ido generado sobre el consumo humano de los lácteos.

0
250

Tradicionalmente se ha considerado que la leche es uno de los alimentos más completos que existen. Sin embargo de un tiempo a esta parte han aparecido numerosos mitos que ven un montón de contraindicaciones, muchos de ellos basados en argumentos erróneos o ambiguos.

Es por ello que es importante que las personas puedan conocer las posturas científicas y especializadas en el tema, para no ser confundidas con mitos basados en esos argumentos erróneos o ambiguos.

Existen estudios internacionales que despejan estas dudas los cuales presentamos a continuación:

Mito #1

La leche reduce los niveles de hierro en niños pequeños”.

Por el contrario, importantes estudios señalan que la leche de vaca es fortificada con hierro aminoquelado, el cual ayuda a mejorar la absorción intestinal de este mineral. Es por ello que se recomienda para niños mayores de 1 año que consuman lácteos por día (leche, queso, yogurt) y que ingieran suficientes alimentos ricos en hierro.

Mito #2

“La leche de vaca no es indispensable para mantener la salud ósea”.

Esto también es falso. La leche de vaca es un alimento importante por su aporte de calcio y vitamina D, y según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), por sus siglas en inglés, el calcio y la vitamina D son necesarios para el crecimiento normal y el desarrollo del hueso en los niños.

El calcio, la vitamina D, el magnesio y el fósforo son nutrientes que están presentes en la leche de vaca, y por tanto ayudan a alcanzar más fácilmente las reservas de calcio en la adolescencia, ayudan a aumentar la masa ósea, pueden ayudar en la disminución del riesgo de fracturas en adultos mayores y pueden contrarrestar el desgaste de los huesos durante la menopausia.

Mito #3

“Tomar mezclas elaboradas con leche es lo mismo que tomar leche”

Al analizar la lista de ingredientes y la información nutricional de las mezclas elaboradas con leche se puede determinar que estos productos pueden tener una calidad nutricional inferior ya que el porcentaje de leche de vaca que contienen es menor.

Estos productos generalmente sustituyen la grasa láctea (de origen animal) por grasa de origen vegetal (generalmente de palma) con un alto porcentaje de ácidos grasos trans, a estos productos se les agrega azúcar blanca y la leche de vaca no contiene azúcar añadida.

Por otra parte, el contenido de calcio es generalmente más bajo en relación con el contenido natural de la leche de vaca.

Mito #4

La leche de vaca estimula al cuerpo a producir mucosidad, por ello cuando se padece un resfriado, los profesionales en la salud recomiendan no tomar leche”.

Si bien es cierto que cuando existe inflamación, se puede estimular la producción de mucosidad a partir de las glándulas corporales, los expertos señalan que esto se da de forma natural, no por el consumo de lácteos.

El doctor James Steckelberg, de la Clínica Mayo en Estados Unidos, indica que, el consumo de lácteos fríos puede disminuir la irritación de la garganta, así como aportar calorías en un momento en que probablemente el consumo de alimentos se limita.

El especialista señala que la leche no hace que el cuerpo produzca mayor cantidad de flema sólo puede hacer que la flema sea más espesa y esto genere irritación.

Mito #5

“Leche animal está llena de bacterias, por lo tanto, es un medio para hacer que las bacterias crezcan en el cuerpo. Po ello los niños que no toman leche animal o productos lácteos de procedencia animal, se enferman menos, sufren de menos caries y de menos infecciones de oído”.

El Centro de Control (CDC) de Estados Unidos, enfatiza que existe un alto riesgo de enfermedad ante el consumo de leche cruda, pero no es el caso de la industria alimentaria pues aquí se aplican todos los procesos de pasteurización y/o ultrapasteurización para disminuir o eliminar el contenido normal de microorganismos presentes en este tipo de alimentos.

Francisco Herrera Morales, nutricionista de Dos Pinos insta a los consumidores a estar actualizados con respecto a las investigaciones respecto a la salud y los alimentos, para que no sea una víctima de los mitos.

El especialista señala que las características y beneficios de los lácteos son evidentes; por tanto destaca la importancia del consumo de estos productos por sus nutrientes que son fundamentales para una vida saludable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí