Reconocido científico advierte que contactar con extraterrestres podría ser “extremadamente peligroso” para la humanidad

Diversas agencias estadounidenses vienen investigando reportes sobre presuntos avistamientos de ovnis registrados por militares de EE.UU.

0
341

Intentar contactar con otras civilizaciones extraterrestres podría resultar “extremadamente peligroso” para la humanidad e incluso podría significar el final de la vida en la Tierra, considera el físico y escritor científico, Mark Buchanan, en su reciente artículo publicado por The Washington Post.

El científico advierte que si la humanidad logra entrar en contacto con cualquier tipo de extraterrestres, estos serían “mucho más avanzados” que nosotros, dado que la mayoría de las estrellas de la galaxia son más antiguas que el Sol.

En ese sentido el experto estima que muchas de estas civilizaciones “habrían dado pasos significativos para comenzar a explorar y, posiblemente colonizar, la galaxia”.

En cuanto a la razón por la que los humanos aún no han encontrado pruebas de la existencia de extraterrestres, a pesar del gran esfuerzo por encontrarlos, el escritor presupone que los alienígenas serían tan ajenos y diferencian a nosotros que “sencillamente no podemos interactuar con ellos”.

Supone también que podría ser que las civilizaciones extraterrestres hayan optado por mantenerse en silencio porque consideran que esto podría derivar en una catástrofe. El autor argumenta este punto en el colonialismo, en los que una civilización destruye o esclavizaba a otra menos avanzada.

En ese sentido, el físico se muestra preocupado por los intentos de sus colegas de desarrollar la Mensajería de Inteligencia Extraterrestre (METI, por sus siglas en inglés), un programa que busca emitir mensajes hacia otras estrellas con la esperanza de contactar con otras civilizaciones.

No obstante, sus colegas opinan lo contrario y dicen que no debería preocuparse tanto.

Douglas Vakoch, de la METI Internacional, considera “poco realista” preocuparse por el peligro de una invasión alienígena, ya que desde hace un siglola humanidad envía señales televisivas y de radio al espacio. Una civilización mucho más avanzada ya las habría detectado y —conjetura— si hubiera querido invadir nuestro planeta, lo habría hecho.

Vakoch también considera que los extraterrestres podrían haberse enfrentado al desafío de evitar su propia desaparición como especie, por lo que los humanos nos arriesgamos perder esa “orientación” que “podría mejorar la sostenibilidad de nuestra propia civilización”.

El astrónomo John Gertz aboga por un enfoque más global y propone introducir leyes y acuerdos internacionales que prohíban a los individuos o estados establecer contactos con extraterrestres. Sin contar con un consenso amplio de algún ente global, como la ONU, este tipo de intentos deberían contemplarse como “un peligro imprudente para toda la humanidad”, por lo que deberían acarrear consecuencias penales.

Dado que el asunto se adentra en terreno desconocido, y a la vista de todos los riesgos existentes, el experto se muestra a favor de esperar, lo que no significa olvidar la cuestión, pues las capacidades de escucha pasiva van mejorando.

Diversas agencias estadounidenses vienen investigando reportes sobre presuntos avistamientos de ovnis registrados por militares de EE.UU. El Gobierno planea publicar este mes un reporte al respecto en el que —según han adelantado algunos medios— no confirmará tener pruebas de actividad extraterrestre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí