EE.UU “debe responder” ante situación política en El Salvador, dice vicepresidenta Harris

"El Parlamento de El Salvador actuó para socavar al más alto tribunal de la nación, la independencia judicial es crítica para la salud de una democracia y para tener una economía fuerte", indicó Harris.

0
185

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dijo este martes que su país “debe responder” ante la destitución de magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en El Salvador, así como la destitución del fiscal general de la República, Raúl Melara.

“El Parlamento de El Salvador actuó para socavar al más alto tribunal de la nación, la independencia judicial es crítica para la salud de una democracia y para tener una economía fuerte”, indicó Harris.

Las declaraciones de la vicepresidenta tuvieron lugar en una ponencia virtual ante el foro Council of the Americas, en donde expresó: “Debemos responder en El Salvador”, pero sin dar más detalles.

En su discurso de la exsenadora destacó las iniciativas del gobierno de Joe Biden para apoyar a la región frente a la pandemia del Covid-19, y en temas migratorios, pero destacó que por mucho esfuerzo que se haga, no tendrán avances significativos si la corrupción persiste. “Si persiste, será un paso adelante y tres atrás” dijo. El mensaje fue precisamente para los tres países del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador).

Esta no es la primera vez que Harris se refiere a la situación de El Salvador, el pasado 2 de mayo también expresó profunda preocupación y rechazo ante la decisión del parlamento salvadoreño de destituir a los magistrados y al fiscal general, Raúl Melara, los primeros acusados de tomar decisiones “arbitrarias” y el fiscal general, por considerarlo cercano a la oposición.

La decisión generó una ola de críticas a nivel internacional y el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, expresó su “seria preocupación” y señaló que el fiscal general es “un socio efectivo” de Washington en la lucha contra la corrupción y el crimen.

El lunes, el Presidente del Comité de Relaciones Exteriores en el Senado, Bob Menéndez y su correligionario Patrick Leahy, presidente del Comité de Asignaciones en la Cámara Alta indicaron que la situación en El Salvador es “una emboscada autocrática profundamente preocupante” y que viola “la separación de poderes”.

Los senadores urgieron a sus homólogos del país centroamericano a que “revoquen de inmediato este abuso de poder antidemocrático” para evitar cualquier debilitamiento de “las relaciones bilaterales”.

Además instaron al gobierno de Joe Biden a que “se comprometa a coordinar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras instituciones financieras internacionales para dejar en claro que el apoyo financiero de Estados Unidos hacia el gobierno del presidente Bukele debe depender del respeto por la democracia, la independencia judicial y el imperio de la ley”.

El Salvador negocia con el FMI el financiamiento de al menos 1.300 millones de dólares para afrontar la emergencia derivada de la pandemia. La deuda pública del país ronda el 90% del PIB.

Este martes, un grupo de tres senadores republicanos encabezados por Marco Rubio expresaron su “preocupación” por el proceso de destitución de los jueces en El Salvador.

“Las acciones que socavan la independencia del poder judicial tienen un impacto negativo en nuestro largo historial para mejorar la transparencia, la seguridad y las condiciones económicas en esa nación”, indicaron los legisladores de oposición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí