Como sobrellevar una ruptura inesperada en San Valentín

No es necesario obligarte a hacer nada para lo que sientas que no estás preparado, aunque todo el mundo piense que es lo que debes hacer.

0
158

San Valentín es un día para celebrar el amor, para estar con la pareja amada y para darse algún que otro homenaje en buena compañía. Sin embargo cuando esa persona especial no está en nuestras vidas puede convertirse en una dura jornada a la que acompañan los días previos en que la tristeza lo embarga todo.

Cuando no se tiene pareja desde hace un tiempo uno puede estar más o menos acostumbrado a superar días como el 14 de febrero con más o menos fortuna. Las cosas cambian cuando hasta hace poco había alguien con el que compartir la celebración del amor.

Es importante no obligarte a hacer nada que no quieras en este día, ni a dejarte llevar por lo que otros consideren que deberías hacer.

Tras una ruptura sentimental hay dos comportamientos básicamente típicos: mirar con optimismo al futuro y querer comerse la vida o refugiarse en la melancolía recordando los tiempos felices previos a la separación. Llevados a los extremos ninguno de los dos supuestos son buenos, aunque también es cierto que a veces es necesario el optimismo y otras pasar por una especie de duelo por el amor perdido.

Si no has superado la separación de tu pareja y no quieres saber nada del amor, ni de Cupido, ni de bombones con forma de corazón y cuando te cruzas por la calle con una pareja acaramelada te invade la tristeza y las ganas de llorar. Tenemos una noticia para ti: no hace falta que participes de la celebración de San Valentín. No es obligatorio.

Por mucho que tus amigos y seres cercanos te digan que tienes que ser positivo, salir a comerte el mundo y tratar de recuperar el amor lo antes posible lo cierto es que sabes que no estás de humor. Y cuando estás negado para algo así cualquier emparejamiento que pudiera llegar a surgir no acabará de buenas maneras. Probablemente la cita sea un desastre y además te hará sentir mal, por lo que estarás peor que cuando empezaste.

Si hace poco que te has separado has de tener en cuenta que a la hora de celebrar o no celebrar determinadas fechas del calendario puede ser San Valentín, un cumpleaños o un aniversario, lo importante es que actúes como te sientas cómodo. No es necesario obligarte a hacer nada para lo que sientas que no estás preparado, aunque todo el mundo piense que es lo que debes hacer.

En ocasiones lo que se necesita para superar una ruptura amorosa es tiempo. Dicen que el tiempo todo lo cura y aunque no estemos del todo seguros en que así sea, lo que sí está claro que ayuda a bajar el dolor que se puede sufrir por una separación. Y también da perspectiva sobre lo que ha ocurrido y lo que está por venir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí