Sindicalistas de la Asociación de Trabajadores Municipales, ASTRAM, se concentraron este viernes a la entrada de la planta de transferencia Aragón de la Alcaldía de San Salvador para realizar una serie de denuncias en contra del edil capitalino, Ernesto Muyshondt.

Los sindicalistas denuncian falta de pago por parte de la alcaldía en relación a cuotas laborales, pago a la empresa MIDES, así como a la empresa proveedora de combustible para los camiones recolectores de basura. Aseguran que en el caso del combustible a los camiones recolectores de basura se adeuda casi siete meses de pago, situación por la que se ha visto afectado el servicio de recolección de basura en toda la capital. Además, una deuda de al menos 2 millones de dólares al servicio de góndola.

“Los camiones no han podido descargar porque no les ha pagado el señor alcalde, y no solo a ellos sino también a los gondoleros no les han pagado. A nosotros como empleados municipales de la alcaldía de San Salvador igual no nos paga lo que son el tema de retenciones” expresó una de las empleadas de la comuna.

Aseguran que los camiones tienen entre 3 a 5 días sin poder descargar la basura debido a que no hay góndolas. Igualmente denuncian que hay una gran cantidad de basura acumulada en la planta de transferencia que despide mal olor, al tiempo que contamina el sector.

Sostienen además que el alcalde gasta el dinero en tema de campaña.

“Pero él bien cachimbón toma la decisión de agarrar medio millón para hacerse campaña pero no para pagar deudas” sostiene la empleada.

“Anteriormente nosotros tipo 13 o 14 estamos firmando planilla y ahorita no hemos firmado planilla, lo que quiere decir es que a saber si nos van a pagar este mes y él (alcalde de San Salvador) lo que está haciendo es despidiendo, trasladando, y suprimiendo plazas, haciendo lo que a él se le antoja” añadió.

Por su parte el Secretario General de ASTRAM, Alfredo Cartagena, aseguró que la alcaldía mantiene una deuda de 2 años de combustible, pago de góndolas y deuda con MIDES.

“No vamos a quitar el gatillo del renglón. Él nos debe un promedio de un año de las retenciones legales a cada uno de los trabajadores que ya asciende a un promedio de cinco millones de dólares que nos ha venido deteniendo y se nos ha descontado de nuestras planillas” aseveró Cartagena.

El alcalde de San Salvador por su parte ha señalado reiteradamente de estar detrás de esta situación que califica como ataques políticos, al ministro de Gobernación, Mario Durán, y al ministro de Trabajo, Rolando Castro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

three + 8 =