La Administración Espacial Aeronáutica de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés) anunció el descubrimiento de agua en la Luna.

El jefe de la NASA, Jim Bridenstine dijo: “Aún no sabemos si podemos usarlo como recurso, pero conocer sobre el agua en la Luna es clave para nuestros planes de exploración Artemisa”

El hallazgo fue realizado en la superficie iluminada de la Luna con ayuda del observatorio SOFIA, el cual está montado sobre un avión Boeing 747 y es el más grande de su tipo en el mundo.

Un Boeing 747 a 13,000 metros de altura tomó las imágenes en 2018 confirmando, de manera inequívoca, que hay agua en la Luna, dijeron los científicos. La cantidad encontrada es mayor de la que se esperaba e incluso se identificaron pequeños cráteres en donde podría estar estable, pues no llega la luz solar, lo cual tendría un importante impacto en las misiones humanas.

Durante mucho tiempo se creyó que la Luna era un astro muy árido pero en 2008 unos investigadores descubrieron moléculas de agua en el interior de magma traído por astronautas de las misiones Apolo.

Es agua helada, atrapada en el fondo de grandes cráteres que se hallan continuamente a oscuras, cerca de los polos, donde las temperaturas son extremadamente bajas.

Un estudio publicado en Nature Astronomy revela la existencia de una multitud de microcráteres que contienen en el fondo agua helada. Se les llama “trampas frías”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

16 − 14 =