EL SALVADOR.- El presidente de la República Nayib Bukele informó este martes que la situación por el COVID-19 en el oriente del país “parece ser grave, pero no es irreversible”.

De acuerdo con el mandatario, el riesgo de contagio en el municipio de San Miguel ahora es superior en comparación con el riesgo de contagio en el municipio de Corinto, y hasta 6 veces mayor que la mayoría de municipios del país, pero aún no se instalará un cerco sanitario.

No obstante, esta semana se volverán a tomar nuevas muestras en dicho municipio, con las cuales se sabrá si se debe instalar o no dicho cerco.

El jefe de Estado explicó que con el análisis segregado de los datos se concluyó que San Miguel tiene un nivel de contagio detectado (neto) de 6.8%, un escaso margen del decretado para instalar un cerco sanitario.

Por otra parte, el presidente informó que ha ordenado una sobremuestra de 3,000 pruebas PCR en San Salvador las cuales se realizarán en 3 días (1,000 diarias) para tener un panorama de cómo está el centro neurálgico de del país, así como para identificar si el problema está o no aislado en el oriente.

Ante el incremento de casos, el presidente pide a la población de San Miguel extremar las medidas de protección, así también mantener activos el rastreo de casos para contener la enfermedad y evitar un rebrote.

Por otra parte reiteró que se mantiene el cerco sanitario en San Francisco Gotera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí