El presidente de la Defensoría del Consumidor, Ricardo Salazar informó que en dicha institución se ha iniciado una investigación de oficio contra funerarias por incremento abrupto de precios debido a la pandemia por coronavirus.

La Defensoria menciona ha solicitado por tanto información a cerca de 60 funerarias para determinar si incrementaron o no los precios como han dicho sus demandantes.

Asimismo entre las denuncias destacan que las funerarias realizaban cobros adicionales para entierros con protocolo de COVI-19

De ahí que al parecer las denuncias sobre un aumento en los precios de los ataúdes hechas por los denunciantes llegaron ya a la Defensoria del Consumidor y con ello frenen los abusos cometidos por las funerarias.

De acuerdo a las denuncias sobre un aumento en los precios de los ataúdes, el más barato dicen cuesta por estos días alrededor de $550 y, en el caso de la queja, el más caro ronda los mil 200 dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí